Vean cómo marcan un nuevo máximo de este año y nos estamos muy lejos de los máximos de 2015. Debemos estar atentos porque son muy queridas cuando los tipos se mantienen bajos pero se sale corriendo cuando se suben bruscamente. De momento no hay miedo a la FED, pero las sorpresas nunca son buenas y la posibilidad de un doble techo está encima de la mesa.

 
spdrutil