Visa ha bajado previsiones y eso le cuesta una caída de casi el 2% en el fuera de horas.