Como se puede ver, la volatilidad del Dow Jones está en un soporte del 10% que ha aguantado desde la segunda mitad del 2015, por lo que debemos vigilar muy de cerca un repunte que ponga más potencia a los máximos del año pasado y dificulte poder superar la zona:

 
dj