- Twitter presentó ayer tras el cierre unos resultados de pérdidas de -0,12 $, ligeramente mejores que los del año pasado que fueron pérdidas de -0,25 $. Ajustados son beneficios de 0,15 $, más que duplicando los del año pasado y mejores de lo esperado que eran 0,1 $.
 
Las ventas aumentan un 36% hasta alcanzar los 594,5 millones de dólares en el primer trimestre del año pero son peores de lo esperado que eran 607,8 millones.
 
El verdadero problema de la compañía está en las esperanzas de crecimiento de usuarios pues en el primer trimestre ha añadido 5 millones de usuarios, lo que supone un incremento del 1,6% con respecto al trimestre anterior y que deja la cifra total en 310 millones de personas. Sin embargo, siguen teniendo muchísimas dificultades en aumentar la cuota de uso porque las tendencias de comportamiento cambian, aparecen nuevas redes sociales, nuevos tipos, que se ponen de moda y dejan de lado los 140 caracteres.
 
Últimamente se anotó un buen tanto al poder retrasmitir 10 partidos de la liga profesional de fútbol americano, pero decían los analistas que sería pan para hoy y hambre para mañana, ya que para traducir eso en fuertes incrementos de usuarios, el comportamiento de los espectadores debería cambiar, de los modos tradicionales a hacerlo por Twitter, algo que se antoja bastante difícil.
 
En general, hay muchísimas dudas acerca de la supervivencia de la compañía en el largo plazo porque se la compara con Facebook y esta última está invirtiendo mucho en nuevos proyectos, realidad virtual incluida, y Twitter sigue muy estancada.
 
De momento el mercado está castigando la compañía con un descenso en el fuera de horas superior al 10%, que si miran el gráfico adjunto, tiene factores técnicos también porque ha perdido la directriz alcista desde los mínimos de este año:
 
 
twtr