Ayer Twitter presentó las cifras de su Q2, tiene mucho movimiento con fuertes bajadas en preapertura y numerosas rebajas de precio objetivo, aunque se siguen viendo recomendaciones de compra.

Ayer las cifras del Q2 son de pérdidas netas de -0,21$, algo menores que las pérdidas del año pasado que fueron -0,24$. Ajustados son beneficios de +0,07$.

Las ventas, donde está el meollo, 502,4 millones, mejores que los 312,2 del año pasado, pero es el más bajo desde que cotizan en bolsa, y también mejores de lo esperado.

Está como loco intentando mejorar el gasto en publicidad y encima aumentar el número de usuarios activos, su verdadero caballo de batalla. 316 millones de personas (incluyendo plataformas de mensajes) entran una vez al mes, lo que supone un +2,6% con respecto al trimestre anterior.

Ya saben que hay miedo a que Twitter sea una moda pasajera porque otros servicios basados en fotos están comiéndole terreno y se busca ver si cumple el objetivo de convertirse en el Facebook de la mensajería rápida.