No se puede negar que cuanto más nos presionen los nuevos millonarios de Silicon Valley a meternos de lleno en un mundo ultratecnológico, más aparecen muestras de desconfianza en ese movimiento. Los problemas de espionaje de EEUU son la punta del iceberg y ahora China, después de decir que el iPhone representa un riesgo para la seguridad, ahora dicen que Tesla es otro peligro porque puede ser hackeado.

La empresa del país llamada Qihoo 360 tech ofrece 10.000 dólares para el que demuestre que se puede entrar en su ordenador. Según ellos, han encontrado que se puede incluso abrir el techo solar mientras está en marcha.

La industria automotriz cada vez busca meterse más dentro de internet y no son pocos los que están preocupados por la seguridad, ya que podría ser posible desactivar los ABS o airbags de un coche, con lo que supone eso.
 tsla