No han gustado nada las ventas publicadas por Starbucks y esto le cuesta una caída de casi el 3% en el fuera de horas.