El jueves apareció una muestra de interés comprador en forma de karakasa de volumen alto justo cuando el RSI tocaba el soporte de la directriz alcista desde los mínimos de abril. De momento este mismo indicador hay que tenerlo vigilado porque la divergencia bajista puede dar señal si es superada y mantenernos aquí arriba. Evidentemente, si perdemos el soporte, debemos tener cuidado porque el 38,2% de Fibo de la sbida desde los mínimos de mayo puede ponerse en peligro.
 
 
xlf