El viernes se desplomó con contundencia sin poder, una vez más, sostener su actuación por encima de los máximos creados a principios de año. El RSI pierde potencia alcista en un momento que también se estaba pendiente de Grecia. El Globex habla de comportamiento positivo hoy siguiendo a Europa, pero debemos mantener la extrema cautela:
 
xlf