Sears ha presentado resultados con pérdidas de -1,5 dólares, mejores de lo esperado que eran -1,89 dólares y mejores que los del año pasado que fueron pérdidas de -3,37 dólares. Ajustados han sido pérdidas de -0,34 dólares.

Las ventas han descendido -24% hasta situarse los 8100 millones de dólares con una bajada del 4,4% en los centros con más de un año dentro de Estados Unidos. Todos peor de lo esperado.

La única nota positiva es que dice que está haciendo progresos para sacar partido a todas las propiedades inmobiliarias de entre 200 y 300 de sus tiendas y de todo este conglomerado podría haber unos ingresos cercanos a los 2000 millones.

sears