Ya saben que estamos muy pendientes del gráfico que tienen a continuación, en donde se relaciona el NYSE con el índice dólar. En la parte de abajo tiene la fuerza comparada entre ambos y se puede ver perfectamente que cuando el USD Index se mantuvo bajo, el NYSE mejoró muchísimo, pero cuando la fuerza comparada perdió la directriz alcista desde los mínimos de 2009, el mercado se estancó, y según iba mejorando el índice dólar, las acciones lo iban pasando mal.

Este año la relación pasó al alza, precisamente porque el índice dólar perdió su tendencia alcista desde la zona de mínimos de 2014. En los máximos del año tenemos una estrella de la noche en el NYSE pero una muestra de interés comprador en el dólar, por lo que tenemos una situación de peligro que hizo que nos fijásemos en la directriz alcista desde los mínimos de este año en la fuerza comparada. Sin embargo, los dos pueden mejorar a la vez si la economía de Estados Unidos es lo suficientemente fuerte como para que aguante los tipos de interés, exactamente lo que está pasando en los últimos dos días. Aún así, debemos estar muy pendientes de la fuerza comparada entre ambos porque si llega el momento en donde la mejora de los tipos de interés empieza a dañar la economía, aquí podemos tener una indicación clara de lo que puede pasar en el mercado.
 
nyseusd