Ayer el índice atacó otra vez la zona de resistencia de los 11.100 puntos pero acabó sin poder alcanzar el paso siguiente que son los máximos de febrero.

Como se puede observar el gráfico adjunto, dejamos una karakasa invertida pequeñita en esa zona con una ligera divergencia bajista en el RSI, así que debemos seguir atentos a lo que pueda pasar en esta zona tan complicada y cómo acaban respondiendo las instituciones.
nyse