Ayer vimos que Bullard en una entrevista dijo que necesitaba más tiempo para poder aclararse sobre qué camino debían tomar los tipos de interés. El frenazo del crecimiento en el primer trimestre fue lo que le hizo cambiar de opinión, algo que no suele darse tan rápido en los miembros de la Reserva Federal. A destacar esa consideración que hizo acerca de la próxima recesión, ya que probablemente tenga lugar antes de que la Reserva Federal pueda poner los tipos de interés cerca del 3,5%, así que ese colchón que se tenía antes de la crisis reciente en forma de bajadas de tipos de interés porque estaban bastante altos, no se va a tener, así que es un comentario que es ciertamente preocupante.
 
Sin embargo, el presidente de la Reserva Federal de Dallas, Robert Kaplan, dijo en una entrevista que sigue esperando que la economía sea capaz de aguantar una subida de tipos de interés en el verano. Recuerden que el mercado sigue descontando una subida de tipos de interés más tarde y que no tenemos una unanimidad en los primeros datos macro del primer mes del segundo trimestre como para pensar en una recuperación de la debilidad que tuvimos en el primer trimestre, así que hay que seguir esperando. Los datos de creación de empleo de hoy van a ser determinantes para intentar saber qué tal va la situación, porque son los primeros del segundo trimestre.
 
Siguiendo con la entrevista, viene a subrayar lo que hemos comentado en el párrafo anterior, que asumiendo que los datos de segundo trimestre son más fuerte en términos de gasto del consumidor, ellos seguirán haciendo progresos dentro de su mandato dual y el apostará que se pase a la acción en junio o julio.