Los exámenes anuales a los bancos por parte de la Reserva Federal siguen trayendo mucha cola y el que más está dañado en estos momentos es Citigroup.

Sus planes han sido rechazados ya que la Reserva Federal tiene dudas acerca de la calidad de los mismos. Su intención era la de multiplicar por cinco su dividendo trimestral hasta los cinco céntimos junto con una recompra de acciones de 6400 millones de dólares y la cosa es que hubiese pasado la prueba este año si miramos sólo el aspecto cuantitativo, ya que el mínimo de Tier 1 que pide es el 5% y tiene el 6,5%.

La Reserva Federal dice que si todas las deficiencias se miran de manera aislada, no son suficientes para rechazar sus planes, pero cuando se toman en conjunto es cuando aparece el problema.

Por lo tanto, su intención de aumento de dividendo y de recompra de acciones ha sido cancelado, algo que tuvieron que reducir otros bancos para poder garantizarse el aprobado en las pruebas, como hizo Goldman Sachs y Bank of America.

Citigroup está dañado entre apertura con un descenso alrededor del 5%, así que es el principal factor bajista de tanto el SPDR financiero como el índice bancario de Filadelfia. Recordemos que el primero tiene pendiente un doble techo.
La presión bajista no se centra sólo en este banco, ya que hay otros bancos que también han visto rechazados por sus planes, como por ejemplo Zions Bancorp, filiales del RBS y del Santander.

Vean el SPDR cómo ayer tuvo problemas y la directriz empieza a peligrar de la mano de la constante debilidad del RSI, por lo que el doble techo está amartillado.

xlf


Por parte de Citigroup, vean cómo no podemos pasar de la SMA200 y la negativa de la FED a dar valor a la acción nos va a hacer mucha “pupa”.

c