- Lexmark presenta resultados del último trimestre de 2015 con unas pérdidas por acción de -0,17 $, mucho peor de lo esperado que eran beneficios de 1,09 dólares. También son peores que los del año pasado que fueron beneficios de 0,37 $. Ajustados, suben hasta los 1,16 dólares de beneficios.
 
Por parte de las ventas, tenemos un descenso de -5,3% que la sitúan en 968,8 millones de dólares con un margen bruto que aumenta al 39,8% desde el 35,2% del año anterior.
 
Los dos problemas principales a los que ha tenido que hacer frente son la fortaleza del dólar y por otro lado los costes a los que ha tenido que hacer frente para salir del negocio de las impresoras de tinta.
 
También ha anunciado un plan de reestructuración para buscar mayor rentabilidad del negocio que conllevan el despido de cerca de 550 personas en los próximos 12 meses. Para aprovechar las diferencias entre monedas, van a mover parte de todo el entramado a países en donde los costes sean más bajos, lo que podría en 2016 generar unos ahorros de 67 millones de dólares y de forma anual a partir de 2017 de 100 millones, con un coste de todo el movimiento de 59 millones.