El presidente de la Reserva Federal de Richmond ha dicho que todavía hay un caso para que se puedan dar más subidas de tipos de interés, lo que ha dejado un poco temblando a todo el mundo, porque sigue habiendo una clara división de opiniones dentro de la Reserva Federal.
 
Para poder justificarlo, la Reserva Federal sigue buscando y arañando conceptos económicos para poder ver que la economía de Estados Unidos está con buen tono y se ha referido a la tasa natural de los tipos de interés pues piensa que está por encima de cero, donde debe estar para que haya un crecimiento normal de los tipos de interés y que sea compatible con un crecimiento económico normal.
 
También ha dicho que está totalmente en contra de la perspectiva de que la inflación se ponga por debajo del objetivo del 2% los próximos años. El discurso es negativo para el mercado porque ve que hay un empecinamiento en subir los tipos de interés cuando estamos hablando de un parón de la economía a nivel mundial y el crudo sigue siendo muy débil ante todo tipo de comentarios acerca de la debilidad del acuerdo de congelación de la producción.