Heinz, famosa por sus salsas y Ketchup, parece que estaba predestinado en algún momento u otro a unirse a aquello que le da sentido, alguna marca que ofrezca alimentos que suelen completarse con sus productos.

Lo que más a mano le viene uno a la cabeza son las hamburgueserías más internacionales de EEUU, pero la situación se enturbió cuando rompió con McDonald’s y muchos achacan a estar rotura uno de los grandes problemas que tiene la norteamericana del BigMac para poder seguir adelante.

Pues bien, no han sido hamburgesas sino salchichas, y la marca Kraft Foods se ha llevado el gato al agua tras las conversaciones que se destaparon en la prensa ayer.

La conjunción de ambas empresas creará el quinto mayor grupo alimenticio del mundo y Warren Buffett vuelve a ganar, ya que tiene una participación en la del Ketchup.

Han lanzado un comunicado al mercado y la empresa conjunta ofrecerá unos ingresos cercanos a los 28.000 millones de dólares en donde los accionistas de Heinz salen ganando porque de la nueva empresa tendrán el 51%.

Para endulzar la situación a los accionistas de Kraft, ellos tendrán el 49% de la nueva firma pero contarán con un dividendo especial en el efectivo de 16,5 dólares.

El disparo más grande en se lo está llevando Kraft porque sube más del 15% en el fuera de horas, pues Heinz no cotiza en bolsa desde hace dos años.

krft