Siguen apareciendo comentarios favorables a mantener una subida de tipos gradual por parte de algunos miembros de la Reserva Federal, aunque ya vimos que había una voz que quería ver mas inflación para poder dar el siguiente paso.
 
Kaplan dice que quiere una aproximación a subir los tipos de interés este año que sea gradual y paciente. Esta última palabra, paciente, sonará muchos como una especie de pausa en medio de las subidas, pero no ha tardado mucho tiempo en decir que su afirmación no tiene por qué incluir una pausa, por lo que parece que se busca un ritmo más o menos constante.

En vez de dar un número de subidas a lo largo del año, dice que le gustaría poder dar la vuelta a más cartas para poder juzgar si la economía muestra progreso en ese mandato dual que tienen sobre la inflación y el empleo y de esta manera poder seguir dando la vuelta a la política acomodaticia.

Algo a lo que hay que tener vigilado es que ese concepto de “darle la vuelta a la política acomodaticia”, cabría la posibilidad de tocar la cartera que tiene la Reserva Federal. Recuerden que es mucho dinero lo que hay metido en esa cartera y que si se saca al mercado secundario abría un impulso alcista sobre los tipos muy importante, que debe ser compensado con las medidas de la Casa Blanca, de lo contrario, vamos a tener un problema. La otra posibilidad es simplemente dejar que vaya alcanzando el vencimiento y de esa manera haya un desgaste gradual, pero claro, eso tardaría demasiado tiempo y dejaría sin un arma importante a la Reserva Federal en caso de encontrarnos ante otra crisis.