JP Morgan presenta unos resultados del segundo trimestre con unos beneficios de +1.46 dólares, mejores de lo esperado que eran +1.29 dólares pero peores que los del año pasado que fueron +1,6$.

Las ventas han sido de 25,300 millones de dólares bajando -2% desde los 25.350 de año pasado pero mejores de lo esperado que era 23.730.
 
La creación de hipotecas trimestrales fueron de 16,800 millones de dólares, un descenso inesperado del 66% con respecto al año pasado y también un descenso del 1% con respecto al trimestre anterior.
 
Los ingresos por interés neto trimestral fue de 11,000 millones de dólares, un crecimiento del 2% comparado con el año anterior.
 
La media de depósitos sube un 8% con respecto al año pasado y + 1% con respecto al trimestre anterior situándose en 147,700 millones de dólares.
 
La provisión para pérdidas de crédito aumenta hasta 692 millones de dólares desde los 47 del año anterior, dato negativo.
 
Las ventas en el mercado de renta fija cayeron 15% con respecto al año anterior hasta situarse los 3500 millones de dólares, algo que estaba descontado.
 
Bajan los activos no rentables hasta los 9000 millones de dólares.
 
Activos bajo gestión aumentan un 16% hasta los 1.7 billones de dólares.
 
El CEO, Dimon, dice que hay confianza en el crecimiento largo plazo de la economía y que los consumidores y empresas están en una cada vez mejor forma financiera junto con un mercado laboral que muestra una mejora estable.
jpm