Intel presentó ayer tras el cierre sus resultados y parece que van a ser un punto importante del día, creando efecto positivo en el Dow Jones.
Los beneficios del primer trimestre han bajado un 4.8% hasta los $0.38, mejores de lo esperado quedan $0.37 desde los $0.4 del año pasado.

¿Qué ha pasado? Pues que ha habido algunos nichos de mercado que tenían un buen crecimiento en las ventas y ofrecen esperanza de sostenimiento.

Para empezar las ventas en el sector de comunicaciones y móviles han descendido nada menos que un 61% hasta los 156 millones. También hay que tener en cuenta de que los envíos de ordenadores tradicionales en el primer trimestre han descendido un 4.4% según algunas estadísticas.

Sin embargo, los nichos que parece que están empezando a funcionar muy bien son por un lado el denominado “ internet de las cosas”, como frigoríficos conectados a Internet, tostadoras etc. y ahí han tenido un crecimiento del 32%. También, otro punto que está funcionando bien son los servidores por el incremento de compañías que se están pasando a la computación en la nube, haciendo que las ventas haya subido un 11%.

En cuanto al margen bruto, cae al 59.7% desde el 62% del trimestre anterior, pero por encima de lo esperado por la compañía. Para el segundo trimestre la estimación es un aumento hasta el 63%.

En el fuera de horas está subiendo cerca del 3%.

intc