Uno de los pesos pesados del Dow Jones lo había resultados que no han gustado nada y es uno de los lastres importantes que tenemos durante toda la sesión de hoy.
IBM presentó ayer resultados de su primer trimestre con unos beneficios de $2.29 por acción, peores de lo esperado que eran $2.54 y peores que los del año pasado que fueron $2.7.
 
El mayor problema es que las ventas de su unidad de sistemas y tecnología se han desplomado un 23% y esto en la interanual hace que los descensos en las ventas sean ya de 10 trimestres consecutivos nada menos. Esto es lo que más está preocupando al mercado. El problema de las ventas de hardware es muy serio y algunos apuntan a que debería salir de ese negocio, pero la cúpula directiva ya ha dicho que eso no va a ser así y está explorando nuevos campos, el más probable de ellos es el segmento de la computación en la nube.
 
Como podemos observar en el gráfico, nos quedamos con las ganas de poder superar la directriz resistencia que viene desde los máximos de noviembre.

ibm