Goldman Sachs ha presentado resultados del primer trimestre con beneficios de $4.02, mejores de lo esperado que eran $3.94 pero más bajos que los $4.29 del año pasado.
Las ventas descienden un 8% hasta situarse en los 9330 millones de dólares cuando el año pasado tuvieron 10,090, siendo mejores de lo esperado que eran 8660.

Uno de los puntos que está gustando mucho es que las ventas de la banca de inversión aumentan un 13% hasta los 1780 millones de dólares comparado con los 1570 del año pasado. Los Reyes del trading aumentan los beneficios por este punto, compensando el miedo que nos metió JP Morgan.

Algo que se está viendo prácticamente todas partes es que las ventas por parte de la rama de renta fija sigue bajando y en este caso -11% hasta situarse los 2850 millones de euros. En este mismo punto, las ventas netas en las materias primas, divisas y renta fija por ejecuciones de clientes caen un 11%.

También, las ventas en acciones cayeron un 17%.

En su opinión, están contentos con el rendimiento del trimestre si se tiene en cuenta el entorno general.

Las provisiones para litigios suben hasta los 115 millones de dólares desde los 110.