General Motors ha presentado unos resultados que deben mirarse en términos ajustados, ya que ha tenido unos grandísimos costes por las llamadas a revisión de algunos de sus modelos y que ha costado nada menos que 1500 millones de dólares y además ha creado una provisión para poder hacer frente a lo que tenga que pagar por las víctimas causadas relacionadas con los fallos en algunos de sus modelos en el pasado y que no arreglaron de forma conveniente por valor de 400 millones.
Pues bien, los beneficios ajustados han sido de $0.58, justo lo esperado. Con respecto a las ventas, está pudiendo empezar a aumentar los precios en Estados Unidos y el crecimiento sigue acelerando en China.

gm