Y esta frase también puede ser extensible al resto de ordenadores que se consideran de sobremesa. Donde también están las versiones de Apple.
 
La erupción de los móviles con pantalla un poco más grande de lo normal está siendo un verdadero enemigo tanto para los ordenadores de sobremesa como para las tabletas, ya que al tener dentro de un mismo dispositivo una pantalla un poco grande y además la conexión a Internet, es más que de sobra para la mayoría de los ciudadanos en donde juntan en un solo dispositivo todo lo que necesitan de las nuevas tecnologías, acceso a cuentas de redes sociales, consultas varias, acceso bancario, etc.
 
Pues bien, en el segundo trimestre del año los envíos de ordenadores de sobremesa han vuelto a caer, por séptimo trimestre consecutivo, en este caso un 5,2%. Las divisas han tenido aquí algo importante que ver, aunque han dicho muy claramente que no han visto de momento el efecto negativo por el Brexit, aunque evidentemente lo tendrá en el largo plazo precisamente por el movimiento las divisas.
 
Esto afecta negativamente a un ecosistema que va desde Microsoft hasta Intel pasando por Hewlett Packard.