Ayer tuvimos un descenso considerable en la apertura pero una recuperación del mismo calibre tras el ISM de servicios. El problema es que el volumen fue inferior al del viernes y eso le quita brillo. No obstante, estamos tan cerca de máximos que no podemos dejar de vigilarlo.
 
 
dj