Seguimos bajo la mala influencia de la karakasa invertida dejada el viernes pasado von volumen altísimo.  
djmar