Aquí tenemos otro de los factores que no se para de vigilar en Estados Unidos, la diferencia de comportamiento entre el Dow Jones de industriales y el de transportes.

Tal como están las cosas, se supone que el de transportes debería sacar un buen rendimiento del descenso de los precios del crudo, pero si miran los gráficos, parece que la opinión de los inversores no es la misma y precisamente esa diferencia es lo que no acaba de encajar con la situación general.

Durante este mes, a comienzos del mismo, hemos tenido un fortísimo ataque a la zona de soporte de los 8600 puntos, e incluso hemos coqueteado por debajo de la muy importante media de 200 sesiones, aunque poco a poco hemos ido recuperando posiciones para acercarnos otra vez a la resistencia de los 8800 puntos, que nos paró a finales del mes pasado.

Gracias a esta recuperación, el Dow Jones de industriales también se ha sentido algo más aliviado y, al igual que otros índices importantes de Estados Unidos, vuelve otra vez a acercarse a los máximos anuales.
djdia