Ayer tuvimos un momento de máxima tensión porque tuvimos descensos muy fuertes por debajo de la media de 200 sesiones y acelerando la pérdida del canal bajista desde los máximos del mes pasado. Como se puede ver, la divergencia es total y trae muy malas consecuencias en el medio plazo, pero ayer se salvó la situación por las actas de la FED, pero esto parece “pan para hoy y hambre para mañana”.

 
dj