Los republicanos han puesto encima de la mesa una propuesta para poder dar marcha atrás a algunos aspectos del Obamacare, sobre todo los que atañen a los más pobres.

La aprobación de la propuesta es incierta en este momento porque algunos puntos no están claros todavía. De hecho, el Obama care tiene buena reputación en algunos estados incluso gobernados por republicanos. La cuestión se centra en el encarecimiento de las pólizas para dar cobertura a los más pobres.

El problema más grande es que nadie sabe la cuantía de la memoria económica, por eso hay dudas por todas partes acerca de que con todo lo nuevo aplicado, la gente con menos ingresos pueda acceder a seguro médico.

Por lo pronto, vean el sector de cuidados de la salud cómo es´ta en un momento comprometido porque no es´ta lejos de los máximos de 2015:

hcsert