Se espera una apertura en Wall Street fuertemente alcista  tras el dato de empleo de abril que hace que el Q2 empiece mejor de como terminó el Q1, pero los datos interiores siguen siendo un lastre que hacen que hay que ir con pies de plomo a la hora de subir tipos... lo que está haciendo dudar al dólar.
 Bueno, pues empezamos la segunda parte de la sesión europea con mejor cara, pues ya tenemos el preocupante dato de creación de empleo de EEUU de abril que ha salido bueno, por encima de los 200.000 y elimina un poco la pesadilla que se ha convertido el mes de marzo.

Volvemos a la senda de la creación de empleo y hemos dado el primer paso para que el segundo trimestre el producto interior bruto pueda compensar el desastre del primero. Hasta aquí, es positivo para todo el mundo, es decir, queremos crecimiento, y eso es lo que más quieren los mercados.
 
Ahora, en cuanto se compense un poco, y se demuestre con cifras, que el primer trimestre se esté empezando a compensar de verdad, entonces volveremos a las preocupaciones para saber si la Reserva Federal va a subir tipos o no, pero necesitaremos más datos para saber si hemos compensado el primer trimestre, lo que nos da algo de margen para que el mercado se siga moviendo.
 
Si miramos dentro del dato, hay preocupaciones que se mantienen constantes, como por ejemplo la baja participación de la fuerza laboral o el bajo crecimiento de los salarios, las cosas que realmente tan sostenibilidad a un crecimiento ideal. Hay mucha temporalidad y empleo de baja calidad y si subes los tipos….
En general, con los datos encima de la mesa, el dólar debería salir hasta cierto punto favorecido, porque volvemos al crecimiento, pero no debemos perder de vista estos datos interiores que hemos comentado que todavía están un poco lejos de la idealidad.
 
En definitiva, debería ayudar al dólar a ganar algo de fortaleza y a su vez ayudar al mercado europeo, pero la reacción de verdad no la sabremos hasta que todos los participantes del mercado hayan digerido estos datos, algo que hace que nos metamos en la semana que viene.
 
También, la semanas que viene sabremos cómo se lo han tomado las instituciones porque recordemos que llevan unos cuantos días neutrales y veremos qué ponderan más, volver otra vez a crear más de 200.000 empleos, o esa revisión fuertemente a la baja de la creación de empleo de marzo, muy poca presión de crecimiento en los salarios y además la baja participación de la fuerza laboral. Como ven, hay mucho que digerir todavía, pero se irá habiendo dentro de unos días.
 
De momento, los futuros del globex están disparándose al alza buscando rozar el 1% de mejora, lo que nos llevaría otra vez cerca de las famosas resistencias de los 11100 puntos del NYSE o los 5000 del Nasdaq.