Se espera una apertura a la baja en Wall Street con pocos motivos para moverse esperando las grandes citas del mercado y menos al ver la reacción de Europa cuando ha confirmado que la inflación es más débil de lo esperado, justo a lo que se estaba apostando desde hace semanas.


Nueva sesión en Wall Street en donde ya nos queda menos para los eventos importantes como la reunión del BCE y el dato de empleo de EEUU del viernes que viene.
 
Hoy es otro día soso, pero menos mal que hemos tenido el dato de inflación de la Eurozona que nos ha permitido movernos un poco, porque en EEUU sólo tendremos a las 16h00 el de pedidos a fábrica, y las cosas empezarán a moverse algo más mañana con el ADP.
 
Volviendo a Europa, el dato de inflación ha salido más bajo de lo esperado, que es lo que se esperaba, valga la redundancia. Con este dato se apuntala más todavía ver algo en el BCE, pero es que llevamos muchos titulares en este sentido desde incluso la última reunión del organismo ya se apuntó el movimiento en junio, por lo que todos los activos ya se han movido mucho en consecuencia, como el EURUSD bajando desde 1,4 a 1,36. En el momento que hemos tenido el dato de inflación, los diferenciales en la periferia han mejorado, provocado por compras en la periferia y por ventas en Alemania, aprovechando que el futuro está parado en la resistencia de los máximos de 2012.
 
Hablando de máximos, EEUU está ahí, y de momento hay pocas razones para comprar mientras no se despejen las incógnitas que tenemos por delante, como el empleo, que le quita a más de uno el sueño con ese -1% del PIB del Q1. Aquí podría caber el mal dato de empleo de este dato que quedaba en 51, pero es que ya se ha hecho oficial que el dato estaba mal calculado y la lectura final del dato general es 55,4 con el subíndice de empleo en 52,8% pero más bajo que el 54,7% anterior. Sigue siendo una bajada pero ya no nos acercamos tanto a la contracción como antes.
 
En el mismo plano de datos macro, China nos ofrece el PMI de manufacturas de HSBC que este sigue en contracción, pero vuelve a subir, algo que es positivo, pero la expectación con la inflación en la EZ lo ha eclipsado todo, y más viendo que los metales están débiles otra vez con el cobre bajando -1,1%, por lo que el SPDR de materiales tiene mala influencia.
 
Para que no nos olvidemos de la FED, hoy Esther George (Kansas City) hablará sobre las 19h50 hora española.
Los SPDR de consumo pueden tener movimiento por la presentación de las cifras de ventas de los fabricantes de coches en donde Chrysler en EEUU ha tenido un crecimiento de las mismas en mayo superior a lo esperado.
 
Dentro de los valores concretos tenemos que AT&T ha presentado un profit warning positivo tras presentar un incremento de las perspectivas de ventas, pero está en negativo en preapertura.
 
AT&T
Hillshire Brands se dispara un +9% tras Pilgrim’s Pride aumentar su oferta de compra.