Se espera una apertura negativa en Estados Unidos con más ganas de seguir vendiendo, pero tras la fuerte bajada del día de ayer, no debemos perder de vista algún intento de rebote técnico. Las malas previsiones de Nike añaden peso extra bajista al Dow Jones de industriales.
 
Sesión extremadamente interesante la que vamos a tener en Estados Unidos tras el fuerte desastre que sufrimos en el día de ayer.

Varios factores están encima de la mesa y prácticamente todos están apuntando a Donald Trump. El mercado empieza a desconfiar de la potencia de la correlación actual porque poco a poco se está incrementando la tensión con el nuevo presidente, los enfrentamientos que tiene con los rivales políticos, las investigaciones que está llevando a cabo la inteligencia norteamericana, esos retrasos en la presentación del plan de inversión en infraestructuras y la rebaja fiscal, lo que poco a poco va posponiendo ese impulso de crecimiento a la economía y rebaja de desempleo, dejando la economía a merced de la subida de tipos de interés por parte de la Reserva Federal que ya asoma la idea de tener cuatro subidas este año.

La cuestión es que muchos se están poniendo nerviosos porque las rentabilidades en el mercado secundario de deuda en vez de estar subiendo, últimamente están haciendo lo contrario y además el dólar está presentando una fuerte debilidad, por lo que parece que no se está fijando el mercado en lo que está haciendo la Reserva Federal, sino en la ausencia de potencia que contrarreste la situación por parte de la administración norteamericana.

Para que nos hagamos una idea, el principal foco de atención de todo fue el sector bancario del SP 500.

Vean simplemente el gráfico a meses del XLF.

¿Ven las zonas de sobrecompra? vean que tras ellas hemos tenido problemas siempre y la hemos tocado hace nada.

El gráfico es a meses, así que vean que estamos en disposición de dejar en máximos una cubierta de nube oscura que puede poner en peligro la remontada por las elecciones de EEUU. Todavía queda tiempo hasta que la vela cierre a final de mes, por lo que debemos vigilar día a día por si la figura se realiza y nos manda problemas al resto de mercados.

xlf


En más aspectos técnicos, fíjense en el Nasdaq compuesto que tanto vigilamos.

Seguro que el gráfico adjunto les suena, es el que estamos vigilando desde hace tiempo. Es el Nasdaq Compuesto y la figura bajista, junto con el cambio de dirección del RSI.

Estaba haciendo equilibrios por no perder la directriz alcista desde los mínimos de noviembre y parece que todo el mundo estaba viendo lo mismo, porque el desplome ha sido importante:

nasdq


También, vean lo útil que ha sido mantener bajo vigilancia al Dow Jones de industriales y al de transportes. En el gráfico adjunto pueden ver cómo poco a poco fuimos buscando la parte baja de la envolvente alcista del de transportes que intentó mantener bajo control la situación de cara al vencimiento trimestral de derivados. En el día de ayer perdimos el mínimo de la figura y la fuerza bajista nos hizo atravesar el soporte de los 9000 puntos. La situación y la divergencia también arrastraron al Dow Jones de industriales a perder el mínimo del mes.

dj


Punto importante bajista que tenemos en el día de hoy son los resultados empresariales, especialmente los de Nike pues las previsiones no han gustado nada y está siendo principal factor bajista del Dow Jones.

- FedEx presentó ayer tras el cierre unos resultados del tercer trimestre de 2,07 $. Ajustados son 2,35 $ y bajando desde los 2,51 $ del mismo período del año pasado.

Las ventas subieron hasta los 15.000 millones de dólares, una subida del 18%.

Con respecto a las previsiones, ha respaldado su perspectiva para el año fiscal y además para el cuarto trimestre puede haber mejores cifras ya que cambia la manera de contabilizar los costes de combustible. Algo a tener en cuenta es que ha reducido la perspectiva de gasto de capital y además reduce el gasto de sus operaciones terrestres… lo que hace pensar a muchos que están mirando a Amazon como amenaza.

- Nike presentó ayer tras el cierre unos beneficios trimestrales de 0,68 $, subiendo desde los 0,55 $ del mismo período del año pasado.

Las ventas suben hasta los 8830 millones de dólares, un incremento del 5%, aunque se quedó por debajo de lo esperado. Hubiesen tenido una subida del 7% si no hubiese habido problemas de las divisas.

Problemas a la vista porque ven que las previsiones de las ventas futuras en los próximos seis meses caen el -4%. Consideran que el incremento de las ventas online está cambiando el panorama de las ventas minoristas y que están intentando adaptarse lo más rápido posible junto con un incremento de la competencia en el sector.

A todo esto, no debemos perder de vista una cosa, la fuerte bajada del día de ayer genera un cierto sentimiento de rebote técnico que no debemos perder de vista.

En cuanto al factor macroeconómico, tenemos que el índice de los precios medios de las viviendas ha quedado plano en el mes de enero y es una sensación negativa la que ofrece cuando los tipos hipotecarios han subido en los últimos meses.

Sin salir del mundo inmobiliario, 30 minutos después de la apertura conoceremos la venta de viviendas nuevas y ya saben que con un ciclo de subidas de tipos de interés, hay que tener estos datos siempre bajo vigilancia.

Luis Javier Diez