Se espera una apertura confusa en Wall Street por la constante mezcla de factores sobre un lecho de debilidad tras el vencimiento trimestral de derivados el viernes pasado. Las resistencias siguen estando presentes en algunos índices y los datos macro añaden digficultades para que haya una reacción clara del mercado.
 Comenzamos el segundo día de esta semana que suele estar marcada por la debilidad en los mercados tras el esfuerzo realizado el viernes pasado en la triple hora bruja, el vencimiento trimestral de derivados.

El día de ayer no decepcionó en Wall Street, ya que nos volvimos a acercar a zonas relevantes que no pudieron ser superadas como por ejemplo los 11.100 puntos del NYSE.

Ayer el índice atacó otra vez la zona de resistencia de los 11.100 puntos pero acabó sin poder alcanzar el paso siguiente que son los máximos de febrero.

Como se puede observar el gráfico adjunto, dejamos una karakasa invertida pequeñita en esa zona con una ligera divergencia bajista en el RSI, así que debemos seguir atentos a lo que pueda pasar en esta zona tan complicada y cómo acaban respondiendo las instituciones.

nyse


Por otro lado, el Nasdaq compuesto siguió reduciendo un poco su altura con respecto a la resistencia de los 5000 puntos, pero el punto realmente destacable en cuanto a índices, se lo llevó el Dow Jones de transportes.

Desde hace tiempo estamos vigilando el diferente comportamiento que está teniendo por ejemplo el Dow Jones de industriales con respecto al de transportes.

Recuerden que cuando estábamos en la zona por encima de los 182.00, en el de industriales, se veía una divergencia clarísima con respecto al de transportes y mucha gente se estaba preguntando por qué pasaba esto si el de transportes debería descontar mejoras por el efecto positivo de los precios del crudo.

Pues bien, fíjense en el gráfico adjunto el desastre de día que tuvimos ayer ya que el de transportes perdió cerca de -2%, lo que aumenta

djdtia


Hoy en Europa tenemos muy ligeros ascensos aunque la situación no es unánime, pues el índice alemán se mantiene en positivo por muy poco y es la periferia la que mejor se está comportando, ya que el futuro del Ibex 35 sigue teniendo el sólido apoyo de los bancos grandes.

Lo más destacable es esa mezcla de factores en donde desafortunadamente Alemania sufre un golpe en Lufthansa por el accidente de un Airbus que iba camino a Alemania desde Barcelona y la sombra de los atentados terroristas vuelve a aumentar de nuevo tras lo sucedido en Túnez.

Si al mal comportamiento de ese valor le unimos una revalorización del euro que está dando la vuelta a la inversión en las exportadoras, pues tenemos que el índice no está atravesando por su mejor entorno.

Precisamente, la debilidad del dólar tras la última reunión de la Reserva Federal, está dando cierta ventaja a Estados Unidos, aunque la debilidad de esta semana por el vencimiento de derivados no lo está dejando brillar como debiera.

Hoy volvemos a tener datos macro interesantes como por ejemplo el IPC de febrero que queda justo lo esperado pero el punto importante está en el subyacente, ya que sin alimentos ni combustible sube ligeramente más de lo esperado, tanto la cifra mensual como en la interanual, lo que va a favor de subida de tipos de interés. Lo mejor que le puede pasar al mercado es que el aumento de los precios venga por un aumento de demanda, signo inequívoco de que funciona bien la economía interna.

También hemos conocido el índice de los precios de la vivienda que suben menos de lo esperado, quedándose en 0,3% desde el 0,7% anterior y por debajo del 0,5% esperado. En la interanual, nos quedamos con una mejora del 5,1% desde el 5,4% anterior.

Lo anterior no es todo, ya que tenemos 15 minutos tras la apertura el PMI de manufacturas y otros 15 minutos después las ventas de viviendas nuevas junto con el Índice de manufacturas de la FED de Richmond, así que podemos tener volatilidad durante esos 30 minutos.

Siguiendo con el hilo de las subidas de tipos de interés, hoy Bullard (St. Louis) ha comentado que está preocupado por la posible violenta reacción del mercado a las decisiones sobre tipos de interés que puede aparecer por una falta de coincidencia entre lo que espera el mercado y lo que espera la propia Reserva Federal. En definitiva, los dos caminos no parecen ser convergentes, y el miedo es a que el día que pase algo, si las dos cosas no son coincidentes, el ajuste puede ser muy violento.

Hablando de ajustes, hoy ha sido el día de los PMI tanto en Europa como en China. Este último ha salido muy mal, pisando el de manufacturas la contracción, pero en Europa, en especial Alemania, han salido muy bien alcanzando máximos de ocho meses, por lo que de una manera u otra se ha compensado una cosa con la otra.

En resumidas cuentas, vamos a tener una semana algo complicada, ya que la debilidad del vencimiento está encontrando cierta contrapartida en la fortaleza del sector bancario por ejemplo en el Ibex 35, que está haciendo que su futuro esté mejorando algo más del 1%, mientras Alemania sigue alejada de la zona de máximos alcanzados este mes.

Recordemos que el saldo de las instituciones al cierre del viernes pasó a ser neutral, así que debemos estar muy atentos por si en los próximos días pasase a ser comprador en zona de resistencias a Wall Street, lo que habría que tener muy en cuenta.