Se espera una apertura algo confusa por la espera al FOMC de dentro de unas horas y unos malos resultados de FedEx que puede compensarse con un buen rendimiento del crudo que anime al SPDR de energía.
Hoy comienza la semana de verdad para los mercados financieros internacionales con el primer evento importante de la semana que no es otro que el final de la reunión de dos días de la Reserva Federal, en donde todos los ojos van a estar puestos en ese comunicado y la rueda de prensa posterior para saber si hoy se suben los tipos de interés, si se esperan a septiembre o cualquier otro comentario que ponga una fecha de forma más o menos precisa en los próximos meses teniendo en cuenta que han dicho que este año está confirmado que va a haber una subida de tipos de interés.
Como podemos imaginarnos, el mercado tiene potencial para moverse muchísimo y tener repercusión no sólo en los tipos de interés del mercado secundario de deuda de EEUU, extendiendo su influencia a Europa, sino también en el mercado de las divisas por medio de movimientos en el dólar.

También el potencial de movimiento en las bolsas es considerable por esa especie de revaloración de los precios actuales teniendo cuenta un encarecimiento más pronto o más tarde de la financiación.

Este evento tendrá lugar una vez cerrada la sesión regular en Europa, pero serán los futuros en el nocturno los que reciban el impacto.

Hoy no tenemos datos macro importantes en EEUU, pero a las 16:30, hora española, tendremos la reservas semanales de crudo y un nuevo descenso de las mismas sería positivo para la evolución de los precios, que están subiendo de forma considerable en estos momentos. Las petroleras son el mejor súper sector de Europa, así que debemos tener bajo vigilancia el SPDR de energía porque puede correr la misma suerte, por lo menos en un principio antes del FOMC.

Con respecto a Europa, la situación en estos momentos es negativa, pero menos negativa que en días anteriores, ya que el evento europeo tendrá lugar mañana y sigue el cruce de declaraciones entre los gobiernos griego y los acreedores. Hay un poco de todo, porque ha habido declaraciones que apuntaban a que los acreedores quizá pudieran ceder en algunas de sus condiciones, pero sin embargo hay otras, desde Alemania, que hacen ver que se sigue pidiendo que haya preparativos por si no se alcanza un acuerdo con Grecia.

Otro punto importante de la sesión, aunque ya de bastante menos calado, son los resultados empresariales, que tienen como protagonista principal antes de la apertura a FedEx. Sorpresón total porque han quedado mucho peor de lo esperado y se ha metido en pérdidas, así que tiene descensos cercanos al 2% en preapertura y es un punto negativo importante para el Dow Jones de transportes:

FedEx presenta resultados de pérdidas de -3,16$, mucho peores de lo esperado que eran beneficios de +3,43$ y peores que los del año pasado que fueron beneficios de +2,62$. Ajustados son beneficios de +2,66$.

Las ventas suben a 12.100 millones de dólares, peor de lo esperado que eran 12.300 desde los 11.800 del año pasado.

Punto positivo es el gasto de capital que aumenta a 4.800 millones cuando a empresa había previsto 4.200.

fed

Hablando de resultados empresariales, después del cierre conoceremos los de Oracle y veremos y sigue la buena tendencia de la adopción de suscripciones de servicios en la nube y sigue bajando las ventas de programas con soporte físico.

Adobe los presentó ayer con beneficios ajustados de +0,48$, mejorando con respecto al año pasado, pero la previsión de beneficios del Q2 se ha debilitado.

En el aspecto técnico, el NYSE aguanta por encima de la SMA200 sesiones como se puede ver en el gráfico adjunto. La directriz alcista desde los mínimos de finales del año pasado también está aguantando: