Se espera una apertura confusa de Wall Street por la gran cantidad de factores a descontar y la espera a lo que tenga que decir la Reserva Federal y más sabiendo el pésimo dato del Producto Interno Bruto que acabamos de conocer del primer trimestre.

Estamos a punto de iniciar la sesión a Wall Street en un día en donde tenemos una cantidad ingente de factores a descontar en donde los datos macro hoy tienen una importancia superior a la del resto.

El punto negativo del día lo teníamos ayer tras el cierre con los resultados empresariales tanto de eBay como los de Twitter, que no han gustado y están teniendo fuertes desplomes en el fuera de horas.

Hasta aquí los factores influyentes que vienen de las empresas del mercado, ahora viene lo realmente importante del día.

Ya estamos bajo la influencia de los factores muy importantes como es el dato de empleo de abril que conoceremos el viernes y el final de la reunión de dos días de la Reserva Federal que conoceremos esta tarde. En medio de los dos hemos conocido un dato de ADP mejor de lo esperado y que nos ponen media sonrisa de cara al dato del viernes, pero hemos conocido un dato del Producto Interno Bruto que ha sido horroroso, subiendo en el primer trimestre en su lectura preliminar nada más que +0.1% cuando se esperaba +1.2%.

Aquí tienen todos los datos:

Producto interior bruto de Estados Unidos avanzado del primer trimestre queda en un mísero +0.1%, la cifra más débil desde el último trimestre de 2012, y muchísimo peor de lo esperado que era un crecimiento de +1.2%.

El gasto del consumidor por lo menos más o menos está en lo esperado, crece +3%, pero baja ligeramente desde el último trimestre que era +3.3%. El problema lo tenemos en los bienes duraderos en donde solamente han crecido +0.8% desde el +2.8% anterior.


La inversión de los negocios nota un buen palo con un descenso de -2.1% cuando en el último trimestre subió +5.7%. También hay problemas en el equipamiento porque desciende -5.5% y tuvo un aumento de +10.9% en el anterior. En el apartado de software y propiedad intelectual solamente sube +1.5% desde el +4% anterior.

Inversión inmobiliaria desciende -5.7% desde el -7.9% anterior. Inversión de los negocios en infraestructuras sube muy ligeramente +0.2% desde el -1.8% anterior.

Las exportaciones en el primer trimestre se desploman -7.6% desde el crecimiento de +9.5% anterior. Las importaciones también descienden -1.4% y casi eliminan de golpe la ganancia en el último trimestre del año anterior que fue +1.5%.

Los cambios en los inventarios añaden +87,400 millones de dólares y eso resta 0.57 puntos porcentuales al cambio del PIB.

Índice de precios PCE +1,4%, justo lo esperado y sube desde el +1,4% anterior. Subyacente +1,3%, algo más de lo esperado que era +1,2% y desde el +1,3%

Dato horroroso y que no comulga con lo que necesitamos para poder aguantar la reducción del QE y una posible subida tipos por la FED. La inversión de los negocios en general es lo que más nos ha dañado junto con las exportaciones y en general es un muy mal dato para la economía, bueno para los bonos y malo para el dólar... pero recordemos que hoy tenemos reunión de la FED y ahora todos estarán más pendientes que nunca de lo que tenga que decir Yellen y se buscará algún guiño por parte del FOMC de apoyo a la economía. ¿Algo positivo? el gasto del consumidor sin duda, alcanzando cotas de movimiento no vistas desde el año 2000.


Cómo nos podemos imaginar, el dólar se ha visto perjudicado y es que en las divisas está el otro punto de movimiento del día.

El dato de inflación de la zona euro de abril en su lectura preliminar ha salido un poco más bajo de lo esperado, pero no lo suficientemente malo como para hacer pensar a los operadores que todas las cifras van a obligar al Banco Central Europeo a tomar cartas en el asunto creando un programa cuantitativo, por lo que el eurodólar se ha dado la vuelta y pasa de negativo a tener una fuerte subida, apoyado por el dato del producto interior bruto que ha salido bastante malo como hemos visto.

La zona de turbulencias no acaba aquí, ya que a las 15:45, hora española, tendremos el índice de directores de compras de Chicago, por lo que volveremos a tener volatilidad.

Sin embargo, una vez pasado el dato anterior, todos los ojos pasan a la Reserva Federal, en donde se mirará muy atentamente a ver si tienen algo que decir acerca del dato del producto interior bruto y si son capaces de apoyar al mercado.

Como hemos dicho, hoy es un día especial y es que en muy pocas ocasiones en Estados Unidos tenemos una concurrencia de los eventos como la que tenemos hoy, la presentación del dato del producto interior bruto y además el final de la reunión de la Reserva Federal.

Bespoke se ha puesto a indagar en los mercados y ha encontrado que esto ha ocurrido 11 veces en los últimos 15 años. El comportamiento del mercado con un PIB que ha quedado peor de lo esperado termina la sesión de la misma manera como la empieza. Se ve un repunte al alza con la presentación de la Reserva Federal, pero después se retoman las pérdidas.

Lo anterior es completamente normal porque en esos 15 años está dentro toda la crisis, pero ahora la situación empieza a cambiar un poco ya que las reuniones de la Fed últimamente están generando un cierto repunte, así que han estudiado lo que ha pasado desde principios de 2013 hasta ahora en todas las reuniones de la Fed. En dos de los ocho encuentros ha habido una ganancia del 1%, en cuatro de los ocho se acaba subiendo y sólo en uno nos quedamos exactamente planos.

Por otro lado, hay que recordar que mañana es festivo en Europa y que la reacción a lo que tenga que decir la Reserva Federal no podemos tenerla hasta el viernes por la mañana, pero a su vez entramos ya en esa posible espera al dato de empleo, por lo que es una situación bastante compleja de manejar.