Se espera una apertura bajista en Wall Street por el susto de ver un fuerte repunte del IPC y datos inmobiliarios peores de lo esperado, mala combinación. Ahora las tensiones y presiones para subir tipos aparecen en EEUU.

Parecía que íbamos a tener una sesión algo tranquila pero los datos macro de EEUU nos han quitado de un plumazo la poca resistencia que le quedaba al mercado tras el mal dato de ZEW de Alemania.
 
Los juegos entre bancos centrales están acaparando la atención de todos y de vez en cuando titulares sobre las tensiones geopolíticas pueden eclipsar este factor, pero poco dura.
 
Europa estaba muy contenta con el dato de matriculaciones nuevas de mayo pero el dato de inversión directa en China peor de lo esperado, junto con el ZEW, nos sacaron de máximos.
 
Si a lo anterior le sumamos un dato de IPC USA en donde casi todo es “la mayor subida desde el año x”, pues entenderemos el fuerte tirón del mercado.
 
La cosa es que el juego con las expectativas de movimiento en los tipos en donde está el movimiento del mercado. El BCE los ha bajado, hoy la inflación en UK sale peor de lo esperado y eso relaja las prisas por subir, pero con el IPC conocido ahora en USA, las prisas pasan a la FED, que para postre tiene su primer día del FOMC también hoy.
 
Evidentemente, la subida de tipos va a ser dañina para el mercado y eso se espera que nos marque a partir de otoño de este año, pero toda subida de la inflación más de lo esperado, asusta por acercar ese momento más de lo esperado.
 
Por otro lado, el dato de construcción de viviendas que baja la mitad de lo que subió el mes anterior, pero lo peor es el descenso de los permisos de construcción casi del -6,5%, que se considera el indicador adelantado.
Sumando todo lo anterior, si suben los tipos, sube la rentabilidad de la deuda, los préstamos hipotecarios también, la financiación se hace más cara y el sector inmobiliario puede tener problemas. Veremos el veredicto en el índice inmobiliario de Filadelfia.
 
No olvidemos que mañana tendremos el final de la reunión de la FED y el viernes es el vencimiento trimestral de derivados, así que hay que vigilar lo peligroso, que es ver más descenso. Si miramos el Dow Jones el ojo lo ponemos en la directriz alcista del RSI, cuya pérdida nos puede fastidiar la subida desde los mínimos del año.
 
dj
En valores concretos tenemos:
 
AT&T va a ser el operador exclusivo que va a tener el Smartphone de Amazon, según prensa especializada.
Tesla (la de los coches de lujo eléctricos) parece que va dando pasos para poder vender directamente a los consumidores sin pasar por concesionarios.
 
Wells Fargo y JP Morgan, según Reuters, podrían estar por debajo del umbral de capital que les va a pedir las nuevas reglas de los reguladores, así que a ver de dónde sacan el dinero.
 
General e Electric es la mejor opción para los accionistas de Alstom que la oferta presentada por Siemens junto con Mistsubishi.
 
Apple parece que cierra el caso del pacto de precios de los e-books.