Se espera otra apertura confusa en Wall Street sin catalizadores claros que siguen evitando toma de posiciones contundentes. Alemania y Portugal ofrecen datos macro esperanzadores pero la tensión en Ucrania aumenta la incertidumbre y se empiezan ya a ver toma de posiciones por si la comunidad internacional da pasos muy importantes.

Nuevo día en los mercados en donde Wall Street tiene muy pocas noticias y con las alturas alcanzadas, cada vez que tenemos un tiempo de espera, los nervios empiezan a dispararse.
 
La situación de Ucrania no se soluciona y va peor, siguiendo los pasos para su anexión a Rusia y todo el mundo tiene miedo a las segundas derivadas de las posibles sanciones, teniendo a Alemania como principal rehén de esas consecuencias. De hecho, los ETF sobre algunos metales están registrando las mayores entradas de dinero ya que las posibles sanciones a Rusia nos podrían dejar sin su Níquel y Paladio, un miedo parecido al que tiene Alemania con su  gas, por lo que muchos creen que la incertidumbre en la zona será muy beneficioso para el precio de estos metales.
 
En Europa no tenemos un día especialmente bueno, aunque hemos contado con el apoyo de buenos datos macro en Alemania y en Portugal, pero una estructura negativa en el mercado secundario de deuda daña los mercados de riesgo.
 
Cada día que pasa hay más advertencias y peticiones a la Reserva Federal para que tenga muchísimo cuidado a la hora de reducir la hoja de balance adquirida con todos los programas cuantitativos, porque todo el mundo es consciente de que una reducción desordenada puede llegar a ser temeraria y golpear seriamente las economías del primer mundo.
 
Para que tengamos una imagen de lo que estamos hablando, en este gráfico se compara el rebote del SP500 desde los mínimos de la crisis con el ingente aumento de la hoja de balance de la Reserva Federal, por lo que en el momento en que empiece a bajar, es el gráfico al que hay que acudir para ver la relación con una posible reacción negativa de los activos de riesgo.
 
QE
En resultados empresariales tenemos:
 
- American Eagle presenta resultados del último trimestre de +$0.05, mucho peor de lo esperado que eran + $0.26 y peores que los del año pasado que fueron $0.47.

Las ventas también han descendido -7% hasta situarse en 1040 millones de dólares desde los 1120 del año anterior.

Lo que te habrán sentado han sido las previsiones para el primer trimestre, que esperan que queden al par, sin crecimiento, cuando el mercado esperaba +$0.13.
 
Y también tendremos la reacción por ejemplo de Urban Outfitters que no ajustado y está cayendo o más del 3% en el fuera de horas.
 
Sin salir de las minoristas, JC Penney salta más de un 6% tras una subida de recomendación a comprar por parte de Citigroup.
 
JCP
dentro de los muy pocos datos macro que tenemos hoy, hemos conocido el índice de optimismo de las pequeñas empresas NFIB que baja por sorpresa a 91.4, cuando se esperaba una subida a 95.3 desde el 94.1 anterior.
 
A las tres de la tarde, hora española, conoceremos los inventarios mayoristas, por lo que puede haber algo de volatilidad a esa hora.