Se espera una apertura débil y dentro de un momento de espera a eventos importantes, tal como ha pasado en Europa.
 
Comenzamos la segunda sesión de la semana en Estados Unidos y, al igual que estamos teniendo en Europa, se espera que no haya cambios destacados o ganas de meter dinero en el mercado porque seguimos en un estado de espera a los platos fuertes que tenemos próximamente.

Dejando a un lado el dato de creación de empleo de Estados Unidos del mes de febrero que tenemos el viernes que viene, hoy ha cobrado protagonismo la posibilidad, cada día más real, de tener una subida de tipos de interés en la reunión de la Reserva Federal de la semana que viene. Las rentabilidades en el mercado secundario siguen subiendo y el hemos conocido la balanza comercial con un déficit superior a lo esperado y que se sitúa en niveles no vistos hasta hace cinco años. El punto más importante no es el fuerte aumento de las importaciones o la fuerte desaceleración que han sufrido las exportaciones, y si no el incremento del 30% que ha sufrido el precio del crudo en la importación desde primeros de 2016.

El fuerte alza del precio del crudo es una muestra más de que la inflación está subiendo, cosa que también hemos visto en los precios de producción industrial de Italia con una variación interanual que suma dos meses en positivo y cerrando una larga racha de cifras en negativo. En resumidas cuentas, se sigue pensando que vamos a tener otro incremento de los tipos de interés la semana que viene y el mercado en cierto sentido no se la quiere jugar, porque el dato del viernes, el de creación de empleo, será un puntal para ver si esa decisión será real o no. Recordemos que los futuros sobre fondos federales están ya rozando el 90% de probabilidades de ver esa subida.

Por lo demás, no tenemos nada más importante en Estados Unidos en cuanto a datos macro se refiere, salvo subastas a cuatro semanas y también a tres años, en donde deberían descontarse las mayores probabilidades de ver una subida de tipos, aunque la de cuatro semanas ya lo está haciendo desde hace un tiempo.

Por otro lado, hoy la vista va a estar puesta en Estados Unidos en el sector de los cuidados de la salud al tener ya encima de la mesa el plan de los republicanos para echar para atrás el famoso Obamacare.

La aprobación de la propuesta es incierta en este momento porque algunos puntos no están claros todavía. De hecho, el Obama care tiene buena reputación en algunos estados incluso gobernados por republicanos. La cuestión se centra en el encarecimiento de las pólizas para dar cobertura a los más pobres.

El problema más grande es que nadie sabe la cuantía de la memoria económica, por eso hay dudas por todas partes acerca de que con todo lo nuevo aplicado, la gente con menos ingresos pueda acceder a seguro médico.

Por lo pronto, vean el sector de cuidados de la salud cómo es´ta en un momento comprometido porque no está lejos de los máximos de 2015:

hc


En valores concretos tenemos:

- Salesforce e IBM ha anunciado una colaboración conjunta para ver que puede sacar de sus tecnologías de inteligencia artificial.
- UPS puede encontrarse con unos ingresos extra han ya que la Corte Suprema de la Unión Europea ha anulado una decisión de la Comisión europea de 2013 donde se bloqueaba la compra de TNT Express. Al final parece que ha habido un problema de forma en esa decisión y, dado que fue Fedex la que se hizo con la empresa, ahora podría pedir daños y perjuicios.

Hablando también de operaciones entre empresas, el Departamento de Justicia ha pedido más información acerca de la fusión entre los activos petrolíferos y gasísticos de General Electric y los de Baker Hughes.

En el plano técnico, debemos estar atentos a los indicadores de sobrecompra. El Dow Jones de industriales está intentando salir de la zona:



En el Nasdaq compuesto, no estamos perdiendo la zona de los 5800 puntos y tampoco la directriz alcista que viene desde los mínimos de noviembre, pero fíjense en la situación del RSI, ya que creó ayer un nuevo mínimo del mes y sigue perdiendo la directriz alcista.

nq


Luis Javier Diez.