Se espera una apertura de Wall Street apoyada en un incremento de los precios del crudo, pero con dos puntos dentro de la sesión que todo el mundo va a mirar y que pueden generar movimiento: la presentación de las cifras oficiales de reservas semanales de crudo y la lectura de las actas de la Reserva Federal de su última reunión.
 
Nos adentramos en la sesión de media semana con dos puntos de interés bien claros: la reservas semanales de crudo y la lectura de las actas de la última reunión de la Reserva Federal.
 
Con respecto al crudo, hoy es uno de los puntos de apoyo del mercado por una subida cercana al 3% tras el rebote de ayer y esta combinación de tres factores:
 
- El primero son las cifras de reservas semanales de crudo que intenta adivinar el Instituto API y que se presentaron tras el cierre del mercado ayer, en donde se vio que en vez de tener un incremento, tuvimos una fuerte rebaja, lo que hace especular con unas cifras similares en las oficiales que conoceremos en un par de horas.
 
- El segundo es el entorno técnico del precio del crudo, ya que el retroceso desde los máximos del mes ha encontrado zona de soportes.
 
- El tercero son los nuevos comentarios que han animado también al precio del crudo acerca de lo que se va a hacer el día 17 de este mes donde habrá una reunión de los productores. Recuerden que hay una escenificación bastante perfecta de la confrontación entre Irán y Arabia Saudita que hizo pensar días atrás que no se llegaría a ningún acuerdo, pero ahora Kuwait ha dicho que ve indicios e indicadores de que sí se va a llegar a un acuerdo ese día.
 
Hoy el súper sector de petroleras ha sido uno de los mejores en Europa, aunque en estos momentos está bastante lejos de los máximos de la sesión, pero no quita que no perdamos ojo a la reacción del sector energético del SP 500.
 
El otro factor importante de la sesión es la espera e interpretación de la lectura de las actas de la última reunión de la Reserva Federal y hay mucha tensión con respecto a las mismas. Recuerden que en diciembre del año pasado, cuando tuvo lugar la primera subida de tipos, se hablaba de cuatro subidas de tipos de interés en 2016. Después, viendo la cierta debilidad económica mundial, empezaron los comentarios dentro de la Reserva Federal acerca de que no se podían subir tanto los tipos de interés y la idea bajó hasta tener dos nada más durante este año. Sin embargo, hace bien poco el presidente de la Reserva Federal de Boston hablaba de que el mercado tenía completamente equivocada la hipótesis de trabajo porque no sólo se necesitaban más tipos de interés sino que la distancia entre cada subida debería ser menor.
 
Lo anterior descolocó muchísimo al mercado, así que todo el mundo está muy atento a lo que digan esas actas para saber cuál es el ambiente que hay dentro de la Reserva Federal, para saber si hay más partidarios de incrementar las subidas de tipos de interés o los que esperan con cautela el desarrollo de los acontecimientos. Teniendo cuenta los últimos comentarios, empieza a esperarse, con la boca pequeña, que lo que nos encontremos en esos comentarios no va ser tan dovish como se cree.
 
Evidentemente, las divisas están esperando como agua de mayo lo que pueda decir esas actas porque ya hemos visto que el dólar no está reaccionando en consecuencia y de ninguna manera está teniendo una recuperación suficientemente fuerte como podría esperarse de los últimos comentarios. Sin embargo, hay aspectos técnicos en muchos cruces del dólar que pueden ser activados para que tenga un rebote bastante fuerte, así que todo el mundo está muy atento a lo que pueda pasar. Como consecuencia, todo lo que tenga precio en dólares puede verse afectado, incluidas las materias primas, así que no debemos perder de vista las consecuencias de ese posible movimiento en las divisas.
 
En valores concretos tenemos:
 
- Monsanto ha presentado resultados de su segundo trimestre fiscal con unos beneficios de 2,41 $, peor de lo esperado que eran 2,44 $ y también bajando desde el mismo trimestre del año anterior que fueron 2,92 $.
 
Las ventas bajan a 4530 millones de dólares desde los 5200 del año pasado, peor de lo esperado.
 
Lo peor de todo es que reduce su perspectiva de beneficios por acción de todo el año a una horquilla de 3,72 $ a 4,48 $ desde los 4,12 $ a 4,79 $.
 
- Wells Fargo tiene una rebaja de recomendación a neutral desde comprar por Guggenheim diciendo que la cotización ya es la correcta por valoración.
 
- Pfizer va a tener movimiento por esa confirmación de que se corta la compra de Allergan porque la administración Obama ha propuesto modificaciones legislativas dirigidas a evitar este tipo de movimientos empresariales que buscan sacar el domicilio fiscal del país para colocarlo en otro y así sacar beneficios fiscales. Ahora mismo la operación ya no tiene sentido y por eso se ha cortado.
 
- Amazon puede tener movimiento porque va a presentar una nueva versión de su lector de libros electrónicos Kindle.
 
- Apple tiene una recomendación favorable a comprar por parte de Needham. Recordemos que está luchando otra vez contra la media de 200 sesiones.
 
En el apartado técnico, nos quedamos otra vez con el SP 500 y su volatilidad y el alejamiento de esa zona de peligro que consiste en la sobrecompra del futuro del mini SP 500 y la sobreventa de la volatilidad. Con la bajada de ayer esta tensión se ha relajado, pero todavía no hay factores positivos que nos hagan retomar la tendencia, así que veremos qué pasa con las actas de la Reserva Federal y las reservas de crudo.
 
vix

 
Luis Javier Diez