Se espera una apertura en Wall Street alcista buscando un rebote tras las fuertes bajadas de ayer. Mucho cuidado debemos tener porque esta noche Grecia entra en terreno desconocido y hay probabilidades de que hay más problemas mañana, por lo que cualquier mejora en el mercado debe ser tomada con muchísima precaución.
Wall Street parece que va a tener una buena apertura debido a que desde Europa se está mandando una cierta señal de tranquilidad al mantenernos lejos de los mínimos de ayer y también de los mínimos de la sesión gracias a la noticia de que Grecia estaría considerando la última oferta realizada por los acreedores, aunque Alemania ha tenido duras palabras sobre las opciones disponibles en este momento.

Hay un rayo de optimismo y se nota mucho en los mercados, sobre todo en el mercado secundario de deuda en donde prácticamente todo el mundo está reduciendo los tipos exceptuando Grecia que sigue por encima del 14,5%.

Con respecto a Wall Street, ayer tuvimos un día muy difícil y muy duro que acabó con descensos superiores al 2% en índices muy importantes, así que hoy tenemos un componente de rebote que debe ser animado para que pueda tener lugar. Desde luego, la situación en Europa es favorable para ello.

Sin embargo, este rebote estaría dentro de lo lógico cuando se miran los gráficos, sobre todo el NYSE, y se comprueba que no sólo hemos perdido la media de 200 sesiones sino también la directriz alcista que viene desde los mínimos de finales del año pasado, así que cabe la posibilidad de que vayamos a buscar dicha zona para probarla como resistencia.

nyse


Lo anterior significa que tenemos un entorno que puede parecer positivo para el mercado, pero es que la realidad es que a las doce de esta noche expira el plazo para hacer el pago al Fondo Monetario Internacional y si no se hace, puede aparecer un default, aunque Varoufakis ya ha adelantado que se pagó no se va a realizar. Por lo tanto, debemos estar conscientemente alertas de un posible movimiento de mejora para ser seguido por otro posible movimiento de empeoramiento si no hay ningún milagro, ya que a partir de la medianoche estamos todos en terreno desconocido.

También debemos ser conscientes de que hoy es el último día de negociación del mes y no es precisamente lomás favorable para las subidas, pero es que los fuertes descensos tuvieron lugar ayer, por lo que la activación de la magia del primer día del mes está absolutamente en entredicho precisamente por lo que hemos comentado antes de terreno desconocido.

Tampoco debemos olvidar que EEUU sigue presa de la incertidumbre sobre los tipos de interés y que seguimos mirando con obsesión las interpretaciones que nos pueden ofrecer los datos macroeconómicos, sobre todo tras los últimos comentarios acerca de que podría haber no una, sino dos subidas de tipos de interés antes de 2016. Con respecto a esto, el dato de creación de empleo de junio lo conoceremos en jueves porque el viernes no va a haber prácticamente nada por caer en fin de semana en la festividad del día de la independencia.

Siguiendo con los datos macro, hoy hemos conocido el Case Shiller que ha quedado peor de lo esperado, con un descenso del incremento de los precios por debajo del 5% cuando se esperaba subida por encima de esta cifra llegando hasta el 5,5%.

Pero esto no queda aquí, ya que quince minutos después de la apertura tendremos el PMI de Chicago y a las cuatro de la tarde la confianza del consumidor de la Conference Board. No hace falta decir que necesitamos que la confianza esté lo más alta posible y que sea concordante con un nivel similar de ventas minoristas.
Con respecto a valores concretos tenemos:

General Electric ha vendido su unidad de financiación al patrocinio por 2200 millones de dólares.
Microsoft también sale de dos áreas de negocio, vendiendo su tecnología de mapas a Uber y el de publicidad en dispositivos.

General Motors tiene una cierta buena noticia, ya que la demanda que le pusieron sobre un problema en el encendido y las llamadas a revisión por este problema han sido desestimadas por un juzgado de Delaware.