Se espera una apertura alcista en Estados Unidos siguiendo la vuelta al alza que hemos tenido en el mercado europeo que ha conseguido no hacer caso de la bajada de los precios del crudo superior al -2%.

Ahora, toda la atención está puesta en los datos macroeconómicos y lo que pueden hacer los bancos centrales con ellos. Con respecto Europa, la inflación ha quedado más baja de lo esperado, por lo que no hay prisa para que el Banco Central Europeo cambie el tono de las circunstancias y además va a tener problemas para decidirse de verdad cerrar el programa cuantitativo si antes de la fecha de término la inflación no acaba alcanzando el objetivo deseado.

Con respecto a la Reserva Federal, hay mucha ilusión porque sigan apareciendo datos macroeconómicos que apoyen esa revisión al alza del producto interior bruto del primer trimestre y continúe la recuperación económica.

Por otro lado, los problemas políticos siguen presentes, ahora con informaciones de que Estados Unidos se retiraría del acuerdo sobre el cambio climático de París, lo que tensaría todavía más las relaciones con el resto del mundo.

Con respecto a los datos macroeconómicos, 15 minutos después de la apertura tenemos el índice de directores de compra del área de Chicago, y 30 minutos después de la apertura la venta de viviendas pendientes de escriturar. El sector inmobiliario está teniendo problemas en cuanto a las ventas pero no con respecto al incremento de precio, recordemos que dentro del sector se reconoce que hay escasez de viviendas para la venta y que todo el mundo se está centrando en la venta para alquiler que está saliendo mucho más rentable.

En el apartado técnico, salvo el Nasdaq y el SP 500, el resto sigue teniendo problemas para poder atacar los máximos del año, pero en los gráficos semanales de los futuros principales en Europa, estamos teniendo hoy una subida que está poniendo en jaque la directriz bajista desde los máximos del mes, por lo que es un movimiento alcista puede ayudar a que haya más optimismo en el resto de mercados.