Se espera una apertura confusa en Wall Stret por la digestión de todo lo que ha dicho Draghi y la espera al dato de empleo de marzo de mañana.
Se acabó el punto importante en Europa, con un BCE que no toca tipos y además se mantiene expectante sobre el devenir de la inflación ya que considera que el dato de marzo fue una sorpresa y necesita más datos para poder saber si ese en concreto cambia la perspectiva.

Por otro lado, ya aceptan la utilización de un programa cuantitativo a la europea que está dentro de su mandato, la referencia que más está gustando al mercado y que más daño está haciendo al euro.

Una vez que nos quitamos esta cita de encima, teniendo en cuenta que ahora hay que digerirla hasta el final de la sesión, ya entramos en la zona de influencia del dato de empleo de Estados Unidos de marzo que conoceremos mañana.

En cuanto a datos macro, hemos conocido el indicador de despidos corporativos de la consultora privada Challenger en donde ha habido una fuerte caída con respecto al del mes pasado pero la contrapartida nos la da el paro semanal que sube más de lo esperado pero manteniéndonos por debajo de los 350.000, el epicentro del rango de movimiento de los últimos meses y mientras estemos en la parte baja, sigue considerándose positivo.

Por otro lado, el déficit comercial de Estados Unidos de febrero ha aumentado fuertemente, lo que no ha gustado mucho.

El más importante de todos lo vamos a tener las cuatro de la tarde hora española, ya que conoceremos el ISM de servicios. Los PMI de servicios en Europa nos dejan alguna que otra sorpresa agradable, como por ejemplo el de España mejor de lo esperado.

En valores concretos tenemos que hoy ya Google cotiza por separado tras la separación de sus acciones, unas llamadas Clase A, como el coche, y las otras Clase C, como el coche. :-)

Monsanto recibe una buena recomendación de JP Morgan a sobreponderar desde neutral con subida de precio objetivo hasta los $125 desde los $115.