Se espera una apertura a la baja de Wall Street tras un dato de creación de empleo del mes de abril peor de lo esperado y que vuelve a arrojar dudas sobre la fortaleza de Estados Unidos en el comienzo del segundo trimestre, cuando muchos esperaban que tuviésemos suficiente potencia como para hacernos olvidar el primer trimestre, que fue débil.
 
Pues ya tenemos el ansiado dato de creación de empleo de Estados Unidos del mes de abril y la expectación creada no se ha visto defraudada, ya que el dato ha quedado bastante peor de lo esperado con una cifra en torno a los 160.000 cuando se esperaba superar los 200.000. Aquí tienen todos los datos:
 
Creación  de empleo no agrícola en EEUU en abril sube 160.000 cuando se esperaban 202.000. Por lo tanto mucho peor de lo esperado. Además se revisa a la baja el dato de marzo de 215.000 a 208.000 y el de febrero de 245.000 a 233.000.
 
La participación laborarl baja de 63 a 62,8%
 
El paro estable en 5% que además era lo esperado, aunque esta cifra es como creer en los Reyes magos.
 
Los ingresos por hora de los trabajadores, muy vigilados por su notable influencia en la inflación quedan en +0,3% que era exactamente lo esperado.
 
En el sector privado se han creado 171.000 empleos cuando se esperaba 193.000. El gobierno baja 11.000.
 
Media de horas trabajadas de 35,4 que era lo esperado a la semana.
 
Manufacturas crea 4.000 empleos cuando se esperaba bajada de 5.000.
 
Media semanal agregada de horas trabajadas sube 0,4% desde el +0,2% anterior, es la única lectura buena del dato, pues suele ser indicador adelantando.
 
Dato realmente malo, muy por debajo de lo esperado, y que baja fuertemente las posibilidades de subidas de tipos, por este motivo realmente malo para el dólar y muy bueno para los bonos.
 
Para las bolsas malo, porque muestra una economía más débil de lo que se esperaba y de lo que dice la FED y con los resultados tan flojitos que están saliendo tampoco arroja mucho optimismo. No obstante lo negativo del dato, queda compensado en parte porque aleja la posibilidad de subidas de tipos como decíamos más arriba.


El meollo del asunto está en que es el dato del mes de abril, primer mes del segundo trimestre. Como han visto, se revisan a la baja los datos de los meses anteriores, por lo que tenemos una revisión de uno de los principales datos de la economía de Estados Unidos del primer trimestre, así que debemos tener mucho cuidado con la lectura definitiva del producto interior bruto del primer trimestre, que en su lectura avanzada ya era mala. Además, recordemos que en la Reserva Federal, los que piensan en que todavía hay espacio para dos o tres subidas de tipos de interés, asumen que se pueden dar esas subidas si los datos del segundo trimestre son mejores que los del primer trimestre, y de momento no los estamos teniendo salvo en el sector de servicios, pero todavía queda mucho tiempo por delante.
 
Por lo tanto, se sigue creando empleo, a menor ritmo del esperado, por lo que la muestra de debilidad del primer trimestre se mantiene. La parte negativa es esa debilidad, pero la parte positiva es que si no se subieron los tipos de interés en la última reunión de la Reserva Federal por ese miedo a la debilidad de la economía, hoy damos otro paso que sigue en esa misma debilidad, por lo que es normal que se hayan rebajado las esperanzas de subidas de tipos de interés, algo que favorece al mercado. El otro punto positivo es una mayor debilidad del dólar que puede echar una mano al sector de manufacturas que ya hemos visto que está en peor condición que el sector de servicios.
 
Sin embargo, planea una sombra importante sobre la economía de Estados Unidos y que viene desde los países emergentes. Es cierto que algunos organismos económicos ven signos positivos en algunos países emergentes, sin embargo China no acaba de convencer. Recordemos que el gobierno del país le ha dado un toque de atención a los analistas y periodistas que vayan en contra del mensaje oficial sobre la economía. Además, hemos vuelto a tener muestras de que no acaban de entender cómo funciona el mercado, ya que el desplome de los precios de las materias primas relacionados con la creación del acero  viene por ese incremento de las transacciones para proteger los márgenes de las acereras, y ahora mismo hoy han reducido los costes de esas transacciones para operaciones a más de un día, lo que intenta recortar la especulación, algo que no suele funcionar bien y que daña al mercado, pues genera incertidumbre y cambia las reglas del juego.
 
La reacción inicial que hemos tenido en los mercados europeos es la lógica, incremento de precios en la deuda, bajando los tipos de interés, daño en el dólar, y aumento de los activos seguros, dañando a los activos de riesgo. Sin embargo, ya veremos el fondo del asunto que es la de no esperar un incremento del número de subidas de tipos de interés que espera el mercado para este año, que es solamente una. Está también el otro lado de la moneda, que nadie quiere ver debilidad en la economía norteamericana porque entonces habría más vulnerabilidad a un mal desempeño del resto de economías.
 
Entre los puntos de interés, volvemos a tener algunos que ya nos suenan de hace tiempo, como por ejemplo los problemas de las materias primas en China, haciendo que el súper sector de recursos básicos sea uno de los peores de Europa, así que el sector de materiales debe ser vigilado en Estados Unidos. Las petroleras algo muy parecido, pero es que los bancos también hay que tenerlos en cuenta ya que hemos visto que en Europa los resultados del primer trimestre del año han mostrado que las ventas han bajado mucho porque los inversores no hacían prácticamente nada atenazados por la incertidumbre. El dato de creación de empleo que hemos conocido en el día de hoy no habla bien de la fortaleza de la economía en el segundo trimestre, pero es que tenemos el mes que viene las elecciones en España y también la votación sobre la permanencia del Reino Unido en Europa, sin contar todo lo que tenga que venir de la campaña electoral en Estados Unidos, por lo que en cuanto a incertidumbre se refiere, no vamos a menos, sino a más, así que si los datos macroeconómicos siguen muy débiles, debemos estar muy atentos a las perspectivas de la renta variable.
 
En cuanto a situación técnica, todo lo resume el gráfico del SP 500 y su volatilidad, ya que los RSI ha llegado al dato de empleo perdiendo la directriz alcista desde la sobreventa de este año en el caso del futuro del SP 500, pero manteniendo una directriz alcista desde casi la sobreventa de este año en el caso de la volatilidad, así que debemos estar atentos a la interpretación que se hace final del dato, algo que no suele ocurrir el día de hoy, sino a lo largo de la semana que viene, porque el entorno técnico no favorece las subidas.
 
vixsp

Luis Javier Diez.