Se espera una apertura en Wall Street con dudas tras ver que Europa no tiene entusiasmo por verles cerca de máximos y con muy poco apoyo macro de corto plazo

Nueva apertura de Wall Street en donde Europa espera semejante evento en negativo, exactamente igual que ayer, pero esta vez no vamos a tener datos macro por delante que nos permitan recuperar fácilmente, y es que Estados Unidos está otra vez muy cerca de máximos históricos y sin catalizadores claros, es un momento en donde todo mundo se pone muy nervioso.

La sesión en Europa ha sido bastante rara con condicionantes que vienen desde los resultados empresariales malos como los de Barclays hasta datos macro positivos como la gran mayoría de los PMI de servicios y compuestos de toda Europa, salvo el peor de lo esperado de Alemania y el desastroso de Francia.

Precisamente, Alemania es uno de los puntos negros del día, ya que incluso unos buenos resultados de BMW no han conseguido animar a su bolsa y es una de las peores. La razón de todo esto ha sido la rebaja que ha realizado Credit Suisse al país poniéndola a neutral y sobreponderando a Francia, en lo que algunos han visto una apuesta clara por un Banco Central Europeo que puede activar en unas semanas el programa cuantitativo, algo que no se está viendo reflejado en el mercado de divisas porque el euro sigue muy fuerte y buscando la resistencia del 1.4.

Pues bien, Alemania es el foco negativo de la sesión y además el banco popular central de China ha hecho unas declaraciones que no han gustado a todos porque quiere dedicarse a la sostenibilidad del crecimiento y no se ve la palabra estímulo por ningún lado, por lo que si tenemos en mente que el banco que rebajó a Alemania dice que le preocupa la tremenda exposición del país a China, casi el triple de lo normal en los países de su entorno, pues tenemos una situación bastante delicada. Tampoco debemos olvidar que la periferia de la zona euro empieza a traccionar y Alemania pierde su ventaja con respecto al resto, así que los diferenciales siguen cayendo y la rentabilidad de Alemania sigue subiendo un poco, así que tampoco les es favorable el mercado secundario de deuda porque España está por debajo a 10 años del 3% e Italia acaba de pasar también por debajo de esa cota.

Con respecto a Estados Unidos, el único dato macro importante es el déficit comercial de marzo, que se ha reducido con respecto al mes anterior, pero menos de lo esperado, aunque con una buena subida tanto de las exportaciones como de las importaciones, pero no se cree que sea suficiente para acabar de dar un empujón al alza consistente del crecimiento.

Por otro lado, hay movimientos en valores importantes como por ejemplo Apple que ya ha tocado los $600 por primera vez desde finales de 2012. También Office Depot tiene una fuerte subida en el fuera de horas tras decir que el cierre de 400 tiendas de aquí a 2016 ayudará a los beneficios.

Twitter se desploma -7% en el fuera de horas una vez que ya a los inversores que invirtieron primero en la acción se les permite vender ya sus acciones.

En cuanto a compras y fusiones, un comité parlamentario británico llama a consultas a responsables tanto de Pfizer como de AstraZeneca para que contesten algunas preguntas sobre su posible operación conjunta.

En el aspecto técnico, vemos que en el Dow Jones estamos cerca de máximos históricos pero ayer la vuelta se hizo con bajo volumen, algo que permite pensar que necesitamos catalizadores más fuertes para poder crear alguna rotura con consistencia.

dj