Se espera una apertura confusa en Wall Street debido a que existe una espera importante al discurso que tiene que hacer esta tarde la presidenta de la Reserva Federal y además hay que digerir el dato de producto interior bruto en donde todo el tema relacionado con las empresas ha empeorado, aunque el consumidor y el sector inmobiliario siguen manteniendo su presión alcista sobre la economía. Además, el lunes es festivo en Estados Unidos y el mercado estará cerrado, por lo que en muchos habrán intentado sacar un día más de puente sabiendo que la presidenta de la Reserva Federal dará su discurso justo en la zona muerta de la sesión en Estados Unidos.
 
Nos adentramos en la última sesión de la semana en Wall Street en un momento que es muy especial, porque hemos tenido el dato de producto interior bruto preliminar del primer trimestre, estamos esperando una intervención de la presidenta de la Reserva Federal, y además el lunes es fiesta, por lo que el día puede ser un poco raro.
 
Para empezar, lo más evidente. Una vez Europa haya cerrado su sesión regular, la presidenta de la Reserva Federal dará un discurso en la Universidad Harvard a las 19:15 hora española. Por lo tanto, cualquier comentario que diga puede decidir la suerte de la sesión, pero probablemente con volumen reducido porque alguno se intentará escapar para hacer el puente algo más largo.
 
En cuanto a datos macroeconómicos, hemos conocido que la revisión de la primera lectura del producto interior bruto de Estados Unidos del primer trimestre, nos deja un incremento del mismo que pasa de 0,5% a 0,8%, aunque más bajo que el 0,9% anualizado esperado. El crecimiento sigue siendo débil y la revisión de las cifras nos deja que la construcción y el gasto del consumidor es lo que más despunta, ya que las inversiones empresariales en prácticamente todas partes siguen siendo muy flojas. Además, existe un incremento de los inventarios, así que el Producto Interno Bruto ha tenido este pequeño lastre.
 
En definitiva, hay que seguir digiriendo el dato anterior, aunque no hay sorpresas y seguimos pensando que es una lectura muy débil. Ahora toda la atención está puesta en el segundo trimestre para saber si tenemos una mejora sustancial que haga olvidar este mal primer trimestre. Como no ha habido sorpresas, el mercado no se está tomando ni a bien ni a mal la situación y parece que prefiere esperar al resto de acontecimientos.
 
Esto no acaba aquí, ya que a las cuatro de la tarde hora española tendremos la lectura final de la confianza del consumidor de la Universidad de Michigan. Recordemos que las ventas minoristas mejoraron mucho y vinieron acompañadas por un repunte la confianza, así que necesitamos que esa confianza se confirme para seguir pensando que el gasto del consumidor mantiene la economía.
 
Hay algunos factores puntuales que pueden generar movimiento en algunos valores. La temporada de resultados sigue su curso y hoy hemos tenido:
 
- Big Lots presenta resultados de beneficios de 0,79 $, mejores de lo esperado que eran 0,7 $, subiendo desde los 0,6 $ del año pasado. Ajustados son 0,82 $.
 
Las ventas mejoraron 2,5% hasta los 1310 millones de dólares. Las ventas en centros con más de un año mejoraron un 3%, el mejor comportamiento en casi cuatro años.
 
Con respecto a las perspectivas para el segundo trimestre, tenemos unos beneficios por acción ajustados en una horquilla que va desde los 0,42 $ a los 0,47 $, más o menos lo esperado. Para las ventas en centros con más de un año, espera una horquilla que va desde no tener crecimiento hasta una subida del 2%.
 
En valores puntuales tenemos:
 
Alphabet tiene buenas noticias porque le ha ganado una demanda a Oracle por el uso de Java en Android.
 
Verizon sigue teniendo rumores de que está trabajando en una oferta para comprar el negocio de Internet a Yahoo!.
 
En el aspecto técnico, nos quedamos con el gráfico del futuro del SP 500 y el VIX. Como se podrá observar en el gráfico adjunto, estamos a las puertas de la zona de máximos de los 2100 puntos pero se puede atisbar una divergencia bajista con respecto a los máximos de este año en el RSI. El único factor positivo es que el MACD ha cerrado por fin la señal alcista sobre la volatilidad que se creó a principios de abril, algo positivo para los activos de riesgo. Dado cómo se encuentran de neutrales y con baja actividad los institucionales, debemos tener mucha precaución de ahora en adelante.
 
vixsp

 
Luis Javier Diez.