Se espera una apertura en Wall Street confusa, ya que está pendiente de los datos macro para ver si el EURUSD recoge beneficios en zona de resistencias o intenta subir más, para de esta manera tener más vía libre para descontar mejores resultados empresariales por el factor divisa en el Q2.
 Comenzamos la última sesión de la semana en Wall Street y estamos más o menos en la misma situación que con Europa, vigilando aquellos factores que pueden hacernos seguir subiendo o parar la recuperación que hemos vivido en las últimas sesiones.

Tengamos en cuenta que ha sido la debilidad del dólar la que ha disparado comentarios en los medios de comunicación norteamericanos acerca de que la debilidad del dólar podría disparar los resultados empresariales del segundo trimestre, lo que ayudado a que mejoren las valoraciones de las compañías cotizadas.

Sin embargo, el cruce euro dólar está llegando una zona de importante resistencia, que va desde la zona del 1,15 al 1,16, y hay muchas esperanzas de que se tome un respiro que podría desembocar en una recogida de beneficios, algo que sería positivo para Europa pero no tanto para Wall Street.

En estos momentos, el par comentado está descendiendo -0,65% y empieza a abrir la posibilidad de una figura vendedor en forma de envolvente bajista, lo que podría traernos una ligera fortaleza otra vez del billete verde, lo que sería negativo para Wall Street en el corto plazo. Sin embargo, la mejora alcanzada sí debe contabilizarse dentro del mercado de Wall Street.

La situación sigue dependiendo casi en exclusiva de los datos macro que vamos conociendo y hoy hemos conocido el índice de manufacturas de la Reserva Federal de Nueva York que ha pasado a positivo desde negativo, algo que es positivo para la economía de EE.UU. y fortalece al dólar, lo que apoya la resistencia que antes hemos comentado, cosa que es negativa para los índices americanos.

Esto no acaba aquí, ya que cerca de las cuatro de la tarde tendremos la lectura final del índice de confianza del consumidor creado por la universidad de Michigan y necesitamos que sea lo más alto posible. Recordemos que la confianza descendido ligeramente y encima hemos tenido unas ventas minoristas del mes de abril peores de lo esperado, algo que ha favorecido la debilidad del dólar.

En el apartado técnico, tenemos a un Dow Jones que está ligeramente por encima de los 18.200 puntos, cerca de los máximos anuales, pero por el contrario el de transportes ayer creó un nuevo mínimo anual, por lo que hay una clarísima divergencia de comportamiento que está acusada por un fuerte repunte de los precios del crudo de referencia en EE.UU. que están atacando la fortísima resistencia de los 60,00 $.

Por otro lado, también está por encima de resistencias el Nasdaq, que cerró ayer en 5050 puntos.

La debilidad del dólar ha sido una de las cosas que ayudado a recuperar altura y fuerza a Wall Street, pero dependemos de que esa debilidad se siga manteniendo, así que si aparece una recogida de beneficios en el par euro dólar, lo pasaremos un poco peor.