Se espera una apertura bajista en Wall Street por la preocupación de lo que pueda decir la FED en las actas de su última reunión pero también por los efectos de más esperanza en ver subidas de tipos de interés. Las reservas semanales de crudo nos van a mover y también los numerosos resultados empresariales de las minoristas. 
 
Nos adentramos en la nueva sesión de Estados Unidos en donde una vez más, la inflación va a ser protagonista, ya que ayer por la tarde, tras el cierre europeo, tuvimos unas declaraciones de miembros destacados de la Reserva Federal advirtiendo que seguían viendo el caso para tener dos o tres subidas de tipos de interés.
 
Recordemos que el viernes tuvimos una subida de las ventas minoristas del mes de abril superior al 1,3%, que el crudo está rondando los 49 $, y que el componente de la gasolina en la inflación tuvo un repunte del 8% los últimos datos, por lo que todo se está calentando de una manera que avisa que esos factores que se consideraban temporales por los bancos centrales, están desapareciendo, por lo menos en la parte más aparente.
 
Sin embargo, está la otra cara de la moneda, pues tenemos un ambiente económico exterior que sigue débil, así que la pelea principal está en saber qué efecto puede tener en la economía global que Estados Unidos suba dos o tres veces los tipos de interés en lo que queda de 2016, así que todo el mundo está temblando sobre cómo pueda presentarse el verano, si al final en la reunión de junio tenemos otra subida de tipos o no.
 
Ya hemos visto a lo largo del día de hoy que, por ejemplo, Goldman Sachs ha bajado el tono con respecto a la renta variable pero lo ha subido con respecto al crudo, por lo que se está teniendo muy en cuenta este cambio de opinión porque eran bajistas con el precio del crudo hasta hace muy poco tiempo, y ya saben la relación inversa que hay entre los dos teniendo como nexo de unión la cotización del dólar index, por lo que si tenemos un incremento de los precios del crudo porque hay un equilibrio entre la oferta y la demanda, la inflación subirá, el dólar se encarecerá, y todo esto pasará factura a los mercados de renta variable.
 
Los puntos importantes que vamos a tener en el día de hoy son, por un lado, las minoristas, ya que tenemos grandes resultados en el sector en el día de hoy:
 
- Staples presenta resultados de beneficios por acción de 0,06 $, peores de lo esperado que eran 0,16 $ y bajando desde los 0,09 $ del año pasado. Ajustados son beneficios de 0,17 $, sin cambios con respecto a las cifras del año pasado.
 
Las ventas caen -3% hasta situarse en 5100 millones de dólares.
 
- Lowe’s presenta resultados de 0,98 $, mejores de lo esperado que eran 0,85 $ y subiendo con respecto a los 0,7 $ del año pasado.
 
Las ventas suben a 15.200 millones de dólares desde los 14.130 del año pasado. Las ventas dentro de Estados Unidos en centros con más de un año suben 7,5%.
 
- Target presenta resultados de 1,02 $, peores de lo esperado que eran 1,2 dólares, bajando desde los 1,01 $ del mismo período del año pasado, pero ojo, porque hay un menor número de acciones en el mercado. Ajustados son 1,29 $, subiendo desde los 1,1 dólares del año pasado.
 
Las ventas bajan -5,4% hasta los 16.200 millones de dólares, ligeramente peores de lo esperado.
 
El viernes pasado tuvimos una muy buena noticia que es ese incremento de las ventas minoristas del 1,3% en el mes de abril, pero sin embargo en el dato de IPC vimos que el crecimiento de los salarios compensado por la inflación había descendido -0,1%. Estamos en plena campaña de resultados y los van a dar muchas minoristas, por lo que el aspecto técnico de los dos sectores minoristas dentro del SP 500, depende de las cifras que tengamos próximamente.
 
Para comenzar, el miedo en el corto plazo nos lo metió el componente del Dow Jones, Wal Mart, en donde hemos perdido la directriz alcista que viene desde los mínimos de noviembre del año pasado y el último bastión de soporte lo tenemos en la zona de los 64 $, por donde ronda la media de 200 sesiones:
 
wmt
 
Si miramos el sector de consumo discrecional del SP 500 en su gráfico a semanas, podemos ver que desde los máximos de 2015, no hemos podido pasar de la zona de los 80 puntos y encima, cada vez que hemos tocado esa zona, tenemos que el RSI genera un máximo bajista, por lo que tenemos una divergencia bajista en este indicador que debe hacernos mantener la guardia de forma muy estricta.
 
xly

 
Si miramos el de Consumer Staples, tenemos una situación bien distinta, ya que en 2016 hemos generado un nuevo máximo, pero se puede ver que la zona de los 54 puntos tenemos una especie de doble techo junto con una fuerte divergencia bajista en el RSI que hace que nos bajemos a buscar la directriz alcista que viene desde la zona de mínimos de 2015, por lo que si perdemos esa directriz en este indicador, podemos tener malas tentaciones en los próximos días o semanas.
 
xlp

 
Por otro lado, otra vez el precio del crudo, ya que tenemos otra vez la típica jugada con la reservas semanales de crudo.
 
Recordemos que la semana pasada tuvimos muchísimo movimiento porque las que calculó el Instituto API mostraban un incremento de las reservas de 3,5 millones y sin embargo las oficiales al día siguiente mostraron un descenso de más de 3,5 millones, lo que fue un susto enorme para el mercado.
 
Pues bien, las correspondientes a esta semana, en las del Instituto API muestran una reducción de las reservas de -1,14 millones de barriles, muy pocas comparadas con las rebajas de -3.000.000 esperadas.
 
Con respecto a la gasolina, tenemos un descenso de -1,9 millones que se come el incremento de 0,27 millones de la semana pasada, y es una rebaja superior a la esperada que estaba cifrada en -1,3 millones.
 
Pasando a los destilados, la semana pasada tuvimos un descenso de -1,36 millones y esta vez se esperaba algo parecido, cercano a los -1,4 millones, sin embargo tenemos un descenso de -2.000.000.
 
En el aspecto técnico, nos vamos a quedar con dos gráficos. El primero de ellos es el binomio del Dow Jones, el de industriales y el de transportes, ya que el de industriales tuvo una fuerte bajada, hasta crear un nuevo mínimo del mes, pero la fuerte subida que estaba teniendo el de transportes, con algunos componentes experimentando mejoras de precio superiores al 5%, acabó cerrando cerca del precio de apertura, lo que nos dejó una karakasa invertida que muestra cierto peligro por haber demostrado que habido ventas en el momento álgido de un fuerte rebote, así que las envolventes bajistas que se crearon en el rebote de la primera parte del mes, siguen totalmente vigentes:
 
dj

 
Por otro lado, tenemos el gráfico del futuro del SP 500 y de la volatilidad VIX. Si se fijan, seguimos dando vueltas a soporte de la media de 50 sesiones en el futuro del SP 500, pero el MACD del VIX no cierra la señal alcista creada a principios de abril, por lo que el peligro para los activos de riesgo  sigue en pleno auge, porque mantiene la tensión alcista en la volatilidad, algo negativo para los activos de riesgo:
 
vixsp

 
Luis Javier Diez.