Se espera una apertura bajista en Estados Unidos como consecuencia de las acciones tomadas por parte de la Reserva Federal y la incertidumbre, remarcada por todos los bancos centrales, sobre el referéndum en Reino Unido la semana que viene. Los datos macro que hemos conocido de Estados Unidos no lanzan buenas señales sobre el mercado laboral, así que todo el mundo tiene los nervios a flor de piel, aunque no nos deja movernos demasiado el vencimiento trimestral de derivados de mañana.
 
Vamos a comenzar la sesión en Estados Unidos y prácticamente tenemos las mismas cosas encima de la mesa que en Europa.
 
Son múltiples los bancos centrales que han hablado en las últimas horas y todos ellos han apuntado a la incertidumbre de corto plazo que supone el referéndum en Reino Unido para la permanencia en la Unión Europea. Sin embargo, el día de hoy no está siendo extremadamente negativo. Sí es cierto que estamos teniendo bajadas que rondan el -1% en Europa, pero podría ser peor porque nos mantenemos por encima de los mínimos del día. La cuestión clave aquí es que el mercado está ciertamente atado de pies y manos porque mañana tenemos el vencimiento trimestral de derivados correspondiente al contrato del mes de junio. Por lo tanto, el mercado no será libre hasta el lunes que viene.
 
La decisión de mantener los tipos de interés por parte de la Reserva Federal en el día de ayer está dando muchísimo que hablar. Por un lado no ha sorprendido a nadie, pero lo que sí ha sorprendido es que algunas de las razones principales de la pausa no se dijesen en el comunicado pero sí en la rueda de prensa, como por ejemplo enfatizar que el referéndum en Reino Unido era uno de los puntos principales de incertidumbre para todo el mundo, teniendo en cuenta que puede disparar volatilidades y repercusiones a nivel global. Por otro lado, hemos visto cómo ha rebajado las perspectivas de crecimiento para los próximos años y también han rebajado las perspectivas de dónde deben estar los tipos de interés en esos años, por lo que la sensación que ha tenido el mercado es que no pisan tanto el acelerador. Sin embargo, mantienen su idea de que haya dos subidas de tipos de interés en lo que queda de año. Otra cosa que quedó muy clara es que no le han dado excesiva importancia al mal dato de creación de empleo del mes de mayo, pero siguen vigilando muy de cerca toda la situación del mercado laboral porque son conscientes de que se ha perdido algo de momento. Cuando le han preguntado si había algo específico que estaban mirando dentro del mercado laboral, dijo que tenían casi 20 indicadores para poder sopesar la situación, así que todo lo que tenga que ver con el empleo va ser mirado con lupa.
 
Precisamente, hoy tenemos bastantes indicadores. Por un lado hemos conocido que el paro semanal ha quedado peor de lo esperado y sube hasta los 277.000, así que todo lo que se acerque a la psicológica cota de los 300.000, es negativo para el mercado laboral. Además, el índice de manufacturas de la Reserva Federal de Filadelfia ha mostrado un empeoramiento del indicador de empleo que se mantiene en negativo. Por otro lado, la inflación que viene por parte de las gasolinas y la energía sigue subiendo, pero el salario ajustado por la inflación se mantiene estable y además bajó -0,1% el mes anterior, por lo que son 2 puntos que en cierto modo son contraproducentes para la economía.
 
No podemos dejar de recordar el verdadero miedo que hay en el mercado a la situación actual, pues sigue estando los tipos tan bajos, los programas cuantitativos que se han metido dentro de la economía, tanto por parte de Estados Unidos, como de Japón y ahora la zona euro, el ver que Estados Unidos ha recortado sus previsiones de crecimiento nos mete en una situación en donde los bancos centrales no van a tener mucho espacio de maniobra más para poder soportar una nueva crisis, ya que los tipos de interés no van a poder subir tanto como para poder ser otra vez un cojín perfecto para amortiguar las crisis económicas. De ahí que sea tan importante las consecuencias de la salida de Reino Unido de Europa.
 
 En el apartado técnico, se nota la parada por el vencimiento de mañana y también por la Reserva Federal, ya que siguen siendo válidas las muestras de interés comprador de hace dos sesiones y la vendedor de hace otro par sesiones en la zona de sobrecompra de la volatilidad. Por lo tanto, es importante que no se pierda el mínimo del mes en el futuro del SP 500 pero tampoco se supere el máximo de la volatilidad, para seguir estando dentro de un margen controlado, hasta cierto punto, de cara al vencimiento de mañana. Si la situación en Estados Unidos fuese a descontrolarse, Europa tendría problemas y podría atacar los mínimos de la sesión.
 
vix

 
Luis Javier Diez.