Se espera una apertura alcista en EEUU por una extensión de los factores que nos apoyaron en el día de ayer más una nueva subida de los precios del crudo, por lo menos hasta la confirmación, o no, de la bajada de las reservas semaales de crudo. Hoy tenemos más comentarios de participantes del FOMC, así que cualquier cosa que enfríe la perspectiva de subidas de tipos en junio o julio puede desatar recogidas de beneficio en los bancos.
 
Estamos a punto de comenzar la sesión en Estados Unidos y, al igual que en Europa, es una especie de repetición de lo que pasó en el día de ayer pero con algún factor extra.
 
Para recordar las cosas, hay que pensar que ha aumentado la perspectiva de subida de tipos tanto junio como el julio por los datos mejores de lo esperado de la economía en donde se suma una nueva subida del precio del crudo que está rondando los 50 $.
 
La situación del sector financiero sigue exactamente igual, Europa está muy bien apoyada en este factor y parece que puede seguir en Estados Unidos, salvo que aparezcan recogidas de beneficio.
 
Algo que no ha gustado demasiado es el adelanto del déficit comercial de bienes, excluidos servicios, que ha aumentado, por lo que el balance comercial total parece que va a ser dañino para el producto interior bruto y lo va reducir un poco, algo que sí que puede resultar negativo cuando se espera que la economía lo haga especialmente bien para aguantar esas subidas de tipos de interés.
 
La atención está en el día de hoy, no sólo en lo que arrastramos de ayer que hemos comentado, sino los nuevos factores. El primero de ellos es esa subida del precio del crudo rondando los 50 $ porqur ayer tras el cierre del mercado, la reservas semanales de crudo realizadas por el Instituto API nos muestran una caída de 5 millones de barriles, así que todo el mundo se ha metido largo esperando la confirmación de los datos de esta tarde por parte del departamento de información energética de Estados Unidos. Además, ha habido subidas de estimaciones de precios del crudo por parte de Citigroup.
 
Por otro lado, tenemos un buen foco en las operaciones corporativas. Por un lado Monsanto vuelve a subir otra vez tras rechazar la oferta de compra por parte de la alemana Bayer, así que el mercado se está frotando las manos porque esto obligará a la alemana a entrar un período de negociación para subir el precio. Además, ya hay bancos que están apuntando a que es una buena compra si se lleva a cabo la operación porque aumentaría mucho los ingresos y los beneficios por acción. Esto sigue apoyando al sector de materiales.
 
Por otro lado, el sector tecnológico tiene un doble apoyo. El primero es el mismo que el de hace muchos días, Apple sigue rebotando desde la zona de mínimos de 2015 por esa posición que ha tomado Warren Buffet en la compañía y que le ha salvado de un desplome más que considerable. El segundo es el anuncio que hizo Hewlett Packard Enterprises de separar la división de servicios empresariales y además fusionarla con Computer Science, lo que daría un mastodonte de compañía orientada a los servicios de información empresarial pero que muy competente. Ambas empresas están subiendo en el fuera de horas.
 
También tenemos noticias de la temporada de resultados y que pueden dañar al sector del lujo:
 
- Tiffany’s presenta resultados de 0,69 $, muy ligeramente mejores de lo esperado que eran 0,68 $ y bajando desde los 0,81 $ del año pasado.
 
Las ventas bajan a 881,3 millones de dólares desde los 962,4 del mismo período del año pasado, bastante peor de lo esperado que era un descenso 917 millones. Las ventas en centros con más de un año bajaron 9% cuando se esperaba una caída alrededor de la mitad.
 
Con aspectos sus perspectivas para todo el año, dicen que los beneficios por acción podrían bajar en torno al 5%, mucho más del doble de lo esperado.
 
En general, no va a gustar a los inversores.
 
Un factor más serán los comentarios de varias personas importantes de la Reserva Federal que incluyen el presidente de la Reserva Federal de Filadelfia, también el de Dallas junto con el de Minneapolis, así que mucho cuidado con cualquier comentario porque uno de los factores que más nos ha estado influyendo es esa fuerte subida de las perspectivas de subidas de tipos de interés por parte de los futuros sobre fondos federales, así que si empiezan a aparecer comentarios negativos para subir los tipos bien en junio o en julio, los bancos pueden empezar a tener recogidas de beneficio.
 
En el aspecto técnico, seguimos vigilando el futuro del SP 500 y de su volatilidad. Como se puede observar el gráfico adjunto, la muestra de interés vendedor en los máximos del mes en el VIX marcó muy bien el cambio de dirección y el RSI del futuro del SP 500 ha cambiado de dirección, por lo que los dos nos han dado un buen movimiento en los activos de riesgo. Sin embargo, volvemos a seguir vigilando el MACD del VIX porque todavía no ha cerrado la señal negativa para los activos de riesgo creada a principios de abril, así que mucho cuidado si ahora sí se cierra en los próximos días.
 
vixcsp

 
Luis Javier Diez.