Se espera una apertura alcista en Wall Street siguiendo una vez más al repunte del precio del crudo que ya ha probado que es positivo al levantar a Europa el +2%. Factor a vigilar es la fortaleza del USD tras el desplome de la GBP por el miedo al Brexit.

 
Comenzamos la semana en el mercado norteamericano y lo primero que nos encontramos es que hay un buen comportamiento de los mercados que están abiertos antes de Wall Street con Europa subiendo más del 2%.
 
Lo anterior eclipsa algunos factores negativos como por ejemplo el desplome que está teniendo la libra con respecto al dólar que supera el -2,2% gracias a que ha habido dos incorporaciones de cargos relevantes en Reino Unido que se han pasado al bando que pide la salida de Europa, por lo que ha aumentado el riesgo de que el referéndum salga negativo para los intereses de ambas partes. Tanto Citigroup como Moody’s ya se han pronunciado y advierten que habrá serias consecuencias tanto económicas como políticas, aunque la última se inclina hacia un mayor perjuicio económico para Reino Unido que para el resto de Europa.
 
Con semejante fortaleza del dólar, el euro también está teniendo problemas animado además por unos datos de PMI tanto de Alemania como de Francia muy negativos porque el sector servicios en Francia se mete en contracción y el de manufacturas en los dos está al borde de la misma, por lo que aumentan de forma significativa las probabilidades de que el BCE apriete el acelerador de las medidas en su próxima reunión.. por lo que el factor divisa vuelve a estar del lado europeo y eso anima a las exportadoras.
 
Si las exportadoras ven a Europa favorecida, en Wall Street debería ser al contrario, pero en el nocturno estamos viendo cómo los futuros sobre índices principales están subiendo más del 1% y es que de los sectores más favorecidos en el día de hoy están tanto el de petroleras como el de recursos básicos, los dos que más apoyan al índice británico.
 
El crudo es el gran protagonista del día porque está en positivo y está intentando cambiar la dirección de su evolución, colocándose ya por encima del canal bajista que nos ha guiado últimamente. Pero no todo es de color de rosa, porque es una mezcla de factores un tanto extraña.
 
Dato que favorece al precio del crudo es el recuento de instalaciones activas petrolíferas realizado por Baker Hughes en donde siguen cayendo, pero la diferencia con respecto al año pasado ya está por debajo de las 800, por lo que se nota perfectamente que hay una estabilización en curso. Por otro lado, la agencia internacional de la energía dice habrá de una estabilización y equilibrio del mercado en 2017 aunque ve un pico de producción en los próximos años, pero avisa de que va a haber un recorte de la misma en los productores norteamericanos, para después tener otro nuevo repunte. Esa reducción que ve dentro de poco es lo que está animando también al precio del crudo, pero no son factores que hagan pensar al mercado que se va a disparar el precio, como mucho una estabilización.
 
En general, como ha pasado en otras ocasiones similares, hay que tener vigilado al S.P.D.R. de energía del SP 500, con extensión tanto a Exxon como Chevron dentro del Dow Jones.
 
wti

 
Además, este último índice tiene a favor una noticia que afecta a Goldman Sachs, pues este banco de inversión tan famoso ha reducido a más de la mitad sus estimaciones de costes legales, pasando a 2000 millones desde los más de 5000 de la previsión anterior.
 
Con respecto a los datos macro, no tenemos demasiado, salvo el índice de actividad nacional de la Reserva Federal de Chicago, que se recupera un poco, pero siguen terreno negativo, lo que no es demasiado apoyo que digamos. 15 minutos después de la apertura tendremos el PMI de manufacturas.
 
Con respecto a la situación técnica, parece que es positiva y para ello demos un vistazo a la situación del mini SP 500 junto con el VIX. Vamos a ver si la apertura es exactamente igual que lo que predice el mercado nocturno, porque de esa manera sacaríamos la zona del cuello del doble suelo situado en el 50% del retroceso de la bajada desde los últimos mínimos del año pasado, aprovechando que la volatilidad ha cerrado por debajo del soporte de la media de 50 sesiones. El RSI en el futuro sobre el índice ha roto su tendencia bajista, en el de la volatilidad ha creado un nuevo mínimo del año y además el MACD de este último también da señal bajista. Aun así, debemos estar atentos a la media de 50 sesiones que está a tiro de piedra.
 
vixsp

 
Luis Javier Diez.